Katharine Hepburn, insumisa y rebelde.

Retrato de Katharine Hepburn, icono de la época dorada de Hollywood. Fotografía de archivo.

El 15 aniversario de la muerte de Katharine Hepburn nos trae recuerdos sobre su clase y también sobre su lado más oscuro. Tras su aparente fragilidad, ocultaba una resistente coraza de hierro. Siempre estuvo preparada para las emociones fuertes, para revolucionar con su estética el canon de la belleza cinematográfica de la época y para soportar tormentosas relaciones a lo largo de su vida. La extensa biografía “Kate, el lado oscuro de Katherine Hepburn” (2007), escrita por William J. Mann, es una muestra irrefutable de la fascinación que siempre despertó la actriz norteamericana.

Fue la reina de la comedia americana de la época dorada. Especialmente con Cary Grant en títulos como “La fiera de mi niña” de Howard Hawks o “Vivir para gozar” de George Cukor, ambos filmes rodados en 1938.

Se inició en el mundo del teatro de una manera un tanto desalentadora. Con posterioridad, debutó en el cine en 1932 con “Doble sacrificio”, melodrama dirigido por George Cukor, uno de los grandes cineastas de Hollywood. Su compañero de reparto fue el veterano y libertino John Barrymore, que con el pretexto de ensayar una escena, un día condujo a la joven actriz a su camerino, donde se desnudó ante ella. Con su tercera película “Gloria de un día”, de Lowell Sherman, obtuvo su primer Óscar. Luego interpretaría cuatro obras maestras al lado de Cary Grant: “La gran aventura de Silvia” (1935), las antes mencionadas “La fiera de mi niña” y “Vivir para gozar”, y finalmente “Historias de Filadelfia” (1940).

En el rodaje de “La mujer del año” (1942), de George Stevens, conoció a Spencer Tracy, el que sería el gran amor de su vida. Kathy se divorció de su marido, pero las creencias religiosas de Tracy no le permitieron hacer lo mismo con su mujer. A pesar de todo, su relación se mantuvo durante muchos años y llegaron a rodar nueve películas juntos.

Katharine Hepburn sigue teniendo el récord de actriz más premiada por la Academia de Hollywood, gracias a los cuatro premios Óscar obtenidos siempre en la categoría de mejor actriz principal por: “Gloria de un día” (1933); el filme dirigido por Stanley Kramer “Adivina quién viene a cenar esta noche” (1967); “El león en invierno” (1968), ex aequo con Barbra Streisand por “Funny Girl” de William Wyler; y “En el estanque dorado” (1981).

En 1996, su salud empezó a debilitarse, mostrando signos de demencia senil. En mayo de 2003, le diagnosticaron un tumor maligno en la garganta. Tras someterse a tratamiento, el 29 de junio de 2003 fallecía a la edad de 96 años.

Texto: Alex J. Santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super