Gestión publicitaria

En la época moderna el marketing es la herramienta utilizada para incrementar el consumo y posicionar una marca; afianzando su prestigio entre los compradores. A través de los canales de comunicación establecidos se desarrollan estrategias de difusión pública, campañas de pago en beneficio de un producto primeramente analizado.

La irrupción y rápido crecimiento de internet implementó la mercadotecnia con procedimientos novedosos en aquel momento. Pero lejos de convertirse en la solución mágica el “digitalismo” supuso un anclaje, generando métodos intrusivos de promoción. Un estudio llevado a cabo con internautas que navegaban por diferentes dispositivos concretó que casi un 90% de ellos se sentían aturdidos con la publicidad. Entre los reclamos más molestos destacaba el de página completa; en algunos casos los usuarios cerraban la página, la abrían de nuevo y al ver que éste no desaparecía abandonaban la sesión.

En agosto de 2015 Adobe y PageFair informaron que la cifra de 198 millones de navegantes que usaban a nivel mundial los denominados bloqueadores de publicidad (ad blockers) crecía de forma exponencial, ocasionando en los anunciantes unas pérdidas de más de 21.800 millones de euros.

A propósito de inversión en publicidad digital: ¿Has contratado alguna vez servicios de marketing online? ¿El resultado final fue el esperado? ¿Crees que tu mensaje llegó de forma correcta al grupo objetivo? Finalmente, ¿has reflexionado en algún momento sobre tu reputación en la red? El buen prestigio supone más ventas, confianza y clientes satisfechos. En este punto, te aconsejamos precaución porque hoy lo nuevo ya pasó: las “recetas caducadas” de los apóstoles de las tendencias pueden devaluar tu posicionamiento en el mercado; a ellos sólo les importa facturar sin producir servicios ni soluciones novedosas en consonancia con la sociedad hiperdesarrollada.

En este contexto han surgido otros modos de “propaganda” como la publicidad programática basada en el Big Data: mediante técnicas semiautomáticas una empresa puede conectar con el consumidor adecuado para ofertarle productos afines por medio de algoritmos que establecen coincidencias. Efectivo pero impersonal, en el límite de la asepsia: no hay intervención humana. Del adoctrinamiento de cuartilla gutenberguiana al control automatizado de audiencias.

“Una vez diseñado, el futuro ya no es para siempre, sino que necesita ser montado y desmontado continuamente.” (Zygmunt Bauman)

En ORUBA.es no vendemos publicidad, jamás mercadeamos. En ORUBA.es ofrecemos alegrías necesarias, deseadas e inesperadas, así como el alivio de las frustraciones del anunciante. Cada día, trabajamos para crear un alto valor comercial a partir del desarrollo de actividades funcionales (tareas específicas) y sociales (simpatía, apego, consideración). En ORUBA.es hemos diseñado técnicas peculiares como el farming o el penguin; generadores de cercanía y autenticidad que propician vínculos armónicos entre el anunciante y los lectores.

Nuestro catálogo de propuestas se completa con el stoning, acción gratuita por tiempo indefinido para quienes carecen de decoro a la hora de responder cuando tendemos la mano, porque “el juego no consiste en pasar el dinero del bolsillo de un cliente a tu bolsillo y ya.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super