Pero sospecho, siempre sospecho que…

Sospecho siempre de sus secretos entre páginas. Aunque disfruto de sus mundos, sé que nunca revelarán completamente toda la verdad
19 de febrero de 2024
Carlos Caicoya en el Museo del Pueblo de Asturias de Gijón. Fotografía: Patricia Peláez.
Carlos Caicoya en el Museo del Pueblo de Asturias de Gijón. Fotografía: Patricia Peláez.

Sospecho, siempre sospecho que… entre ellos se hablan. Que se dicen cosas ignominiosas y secretos que jamás encontraré entre sus páginas. Además, también sospecho de sus manifiestas empatías y de sus disimuladas antipatías; de sus indulgencias y sus indiferencias; de sus salidas de tono y de sus afonías sonoras. Recelo de sus aparentes quietudes y de las inhibiciones de mirada fría que me transmiten.

Pero así y todo, los he disfrutado mucho y he descubierto con ellos mundos, voces y paisajes inéditos. Sé que no me han dicho todo lo que saben y, es seguro, que jamás me lo dirán.

Ahí están, vestidos con sus galas de colores y sus cinturas escritas. Estáticos, rígidos, atentos a todos mis movimientos. Los observo sin apenas más luz que la de esta tarde en un casi mayo. Lo hacen con una mezcla de desdén y esperanza. Buscan en mí un atisbo de complicidad hacia su causa. La complicidad del momento donde les devolveré a su estado natural; a su vuelta a la vida plena; a orear sus hojas ahora inertes y oscuras; me esperan con la ansiedad del momento en que anotaré en sus páginas pequeñas reseñas. Suspiran por saber cuándo acompañarán mi mirada de línea a línea. Sueñan con el calor y la ternura de mis manos. Con su descanso una vez hayan sido abiertas sus carnes. Lo haré y lo saben.

Pero sospecho, siempre sospecho que…

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.