Barcelona: liderazgo social en el Mediterráneo

Trazando el camino: Barcelona, líder social en el Mediterráneo y defensora de los refugiados. Un compromiso ciudadano hacia la cooperación, la paz y la construcción de un futuro inclusivo
14 de junio de 2016
Barcelona, volcada con los refugiados sirios. Fotografía: Koca Sulejmanovic.
Barcelona, volcada con los refugiados sirios. Fotografía: Koca Sulejmanovic.
Barcelona, volcada con los refugiados sirios. Fotografía: Koca Sulejmanovic.
Barcelona, volcada con los refugiados sirios. Fotografía: Koca Sulejmanovic.

Los refugiados existen. Son de carne y hueso. Son vidas suspendidas de una nube de la Europa insolidaria y cruel. Y la responsabilidad de su situación es nuestra. No hay excusas.

Leo un artículo publicado en el diario La Vanguardia escrito por Xavier Mas de Xaxás, titulado “De Barcelona a Barcelona”: no tiene desperdicio, sobre todo en lo que se refiere a cómo el Ajuntament, la Generalitat e instituciones como DIPLOCAT, IEMed y el think tank independiente y plural CIDOB se han puesto a buscar soluciones para la paz y el papel que deberán jugar las ciudades-refugio del Mare Nostrum en este drama.

Mas de Xaxás escribe que: “Barcelona no es una casualidad. Árabes y europeos, Israel incluido, crearon aquí, en 1995, las herramientas para la cooperación y la paz”. La Ciudad Condal, a través del proyecto Menara, busca fórmulas para pensar su futuro; la región árabe, desde el Atlántico al Pérsico, es la menos integrada en las soluciones del futuro.

¿Es realista pensar que se desarrolle un orden distinto al actual donde se sitúe al ciudadano árabe en la verdadera capacidad de tomar sus decisiones? “Barcelona, capital del Mediterráneo, se ha puesto al frente de esta utopía”, concluye el periodista catalán.

Va siendo hora de que los ciudadanos asumamos el control del espacio de la diplomacia pública. Un espacio común y ajeno al poder de decisión de las élites y sus opacos intereses. Va siendo hora de hacernos participes de una situación que contiene demasiadas miradas aparcadas y secuestradas por las cunetas de Europa.

Un ejemplo resume e ilustra lo anterior. En La Casa Bloc de Barcelona, aquel proyecto de arquitectura social ubicado en el distrito de San Andrés y diseñado entre 1932 y 1936 en plena República por los arquitectos Josep Lluís Sert, Josep Torres Clavé y Joan Baptista Subirana, se están acondicionando pisos para la acogida de los inminentes refugiados. He aquí un ejemplo de la grandeza de la Arquitectura más allá de los estereotipos y de los discursos con sus lugares comunes. Grandeza ésta que pone cara y ojos al intento de dotar a la ciudad de un espacio de liderazgo social en el Mediterráneo. Y que desvela, a la vuelta de la esquina, la importancia de la Historia y el diálogo entre las orillas.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Carlos Caicoya

Experto en museología y gestor cultural.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Don't Miss

La involución de la verdadera Finlandia

En la mayoría de las listas de los valores democráticos

Cuando la Justicia nos hace la puñeta

Estoy totalmente de acuerdo con la ministra de Justicia, Pilar