Tempus fugit: o te adaptas o desapareces

La Era tecnológica transforma la sociedad, generando desapego y desarraigo. La búsqueda de tradición y pausa persiste frente al avance digital, desafiando su dominio inexorablemente, enraizando la identidad humana
2 de febrero de 2018
Jacek Yerka, “The walking lesson” (2005).
Jacek Yerka, “The walking lesson” (2005).
Jacek Yerka, “The walking lesson” (2005).
Jacek Yerka, “The walking lesson” (2005).

Las patologías de la Era tecnológica han alterado la sociología del ser, sus usos y costumbres. El homo faber habita hoy la virtualidad, su mundo se ha transformado en un nudo gordiano de disfuncionalidad donde los recuerdos se disipan. El yo frente al opus magnum del digitalismo: el drama de la transmutación del ser o cómo el sujeto se metamorfosea en homo spectator carente de emociones y motivación.

El titanismo tecnológico ha dejado en la memoria colectiva una impronta de desarraigo: la renuncia del pueblo a su propia identidad, ya no es necesario conocer de dónde vienes para saber a dónde vas… Porque en un universo de alta velocidad hoy es el pasado. Tempus fugit: o te adaptas o desapareces.

Pero en el caos, la pulsión última de vida del hombre freudiano reclama la necesidad atávica de la pausa y significa la magnitud de lo tradicional: ese conjunto de acciones y saberes que por su valor antropológico han de perdurar tejiendo en silencio el tiempo. Relatos, cantos, oraciones, leyendas, mitos y conjuros; la exploración de la memoria de los lugares, la narrativa oral, la reverberación en aquellos territorios donde la germinación de la forma estalla en un tremendo rugido de vitalidad que ocupa el abandono, lo orgánico persiste y se sobrepone al desastre. La sustancia eterna de una naturaleza latente que se abre paso, se adapta y evoluciona en los entornos menos favorables, recuperando los espacios ocupados por el hombre. Lo material sucumbe a la vida.

Se trata de la subsistencia en pasado continuo. Porque todo es el pasado. Porque vivimos en el pasado. Porque lo que entendemos como presente no es otra cosa que un tiempo pretérito.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

José Ramón González Saiz

“Desde una tronera”

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Don't Miss

Estudiantes bolivianas de secundaria con sus laptop Kuaa. Fotografía de archivo.

La hiperrealidad de la ciudadanía digital

En la encrucijada donde confluyen los pensamientos digitales y la

Los herederos del General Perón

If you want to buy the best IWC replica watches