Thierry Mugler: viviendo la vida al límite

28 de febrero de 2024
Rick Genest (el chico zombi) modeló para el diseñador francés Thierry Mugler. Fotografía de archivo.
Rick Genest (el chico zombi) modeló para el diseñador francés Thierry Mugler. Fotografía de archivo.

«La vida es un espectáculo muy excitante. Como mi única norma es romper las reglas, no conozco la monotonía. Para mí, de la excentricidad a la excelencia sólo hay un paso; por eso intento vivir la vida al límite.» (Thierry Mugler)

En la década de los años 80 del siglo XX, la moda desbordaba locura y alegría: vestidos enfundados en cristal, sirenas de lentejuelas, corsés armados… A lo largo de su trayectoria, el modisto francés siempre tuvo claro cómo quería vestir a la mujer: con trajes de chaqueta estructurados con formas aerodinámicas, solapas afiladas, hombreras desmesuradas y cinturas de avispa con faldas que se ajustaran a la cadera. En definitiva, una mujer sensual y de marcada personalidad.

Nacido en Estrasburgo en 1948, Mugler es uno de los pocos diseñadores galos dueño de su propia marca, creada en 1974. En su fábrica se confeccionan los modelos a partir de prototipos concebidos en los talleres. Fue fotógrafo y bailarín de la Opera del Rin. En 1984 puso en escena una de sus colecciones en el Zenith —una conocida sala de París— ante 6.000 personas.

A pesar del paso de los años, Thierry Mugler sigue siendo fiel a sí mismo. Gracias a su propuesta futurista de corte agresivo y extravagante se ha convertido en uno de los nombres propios más importantes de la moda europea contemporánea. Su trabajo ha trascendido los límites del estilo y la imaginación, reinventando lo clásico, rompiendo conceptos.

Enemigo de lo natural, siempre exaltó el espíritu hollywoodiense y el universo del cómic para recrear con virtuosismo vampirellas con trajes de chaqueta de cuello encrestado y tacones extremadamente afilados. El sentido del espectáculo ha sido desde sus inicios la constante común en cada uno de sus desfiles. En Nueva York no dudó en atar a una modelo a una escalera de mano colgada del piso 65 del Edificio Chrysler. Los escándalos pasan pero su estilo perdurará.

De Tippi Hedren a Lady Gaga, muchos personajes famosos han hecho apariciones públicas con su ropa. Thierry Mugler ha afirmado su gusto por la gente seductora, atrevida y que quiere estar radiante. Kate Moss o Claudia Schiffer han llevado sus prendas de forma esplendorosa, pero también han brillado Liza Minnelli y Diana Ross sobre el escenario. Entre los hombres, nada mejor que la fuerza de James Brown o el glam de David Bowie para representar su estilo.

Visionario e idealista, sin duda alguna, es su inagotable imaginación y su gran sentido de la ironía lo que le ha permitido innovar cada colección con insolencia y rigor.

Hoy, después de haber alcanzado el éxito profesional y la gloria mediática, Mugler vive alejado del mundo de las pasarelas; tras su retiro, creó el vestuario para uno de los espectáculos del Cirque du Soleil. Y ahora, entregado al fisicoculturismo, su cuerpo es lo único que importa.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.