Una bandada de golondrinas volando sobre una zona rural. Fotografía: Rod Golda.
Una bandada de golondrinas volando sobre una zona rural. Fotografía: Rod Golda.

En septiembre todo vuelve a empezar

9 de junio de 2022
Una bandada de golondrinas volando sobre una zona rural. Fotografía: Rod Golda.
Una bandada de golondrinas volando sobre una zona rural. Fotografía: Rod Golda.

Septiembre siempre ha sido un mes de contraste y sobre todo un volver a empezar. Hoy, tras leer un texto de mi amigo Roberto Villalón, he recordado mis 20 años, lo que significaba septiembre por entonces. Abrir la ventana de la casa de mis padres y contemplar cómo las golondrinas se preparaban en los cables para migrar. Me producía un doble sentimiento: Por un lado la tristeza del final del verano, siempre maravilloso en el pueblo, tener que alejarme de mi padre de nuevo… Por otro lado suponía la vuelta a la universidad, reencontrarme con una ciudad como Murcia, con tantísimas cosas que me daba: la poesía, las tardes de café, las risas con los amigos, volverte a ver…

Atrás quedaban los nidos vacíos de las golondrinas en la terraza de mi casa, pero yo volvía con energía renovada del estío para amar durante todo un invierno, amar como sólo a los 20 años se puede amar. Hoy septiembre sigue siendo un mes de contrastes, un volver a empezar. Desde mi ventana no se ven golondrinas, sólo se oye ruido y se ve hormigón, septiembre es la vuelta al trabajo con todas sus desilusiones, pero también con el deseo de recobrar la ilusión perdida (un volver a empezar), volver al arte con miles de cosas que se han ido cociendo en mi cabeza todo este tiempo —aunque creo que al arte nunca se vuelve, siempre se está—, estudiar de nuevo cosas feas que sabes que al final no sirven para mucho, volver al cine de los fines de semana, las tardes de lectura y café, ver cualquier bodrio de la tele abrazados en el sofá, los madrugones, las paellas de los domingos…

Septiembre es un mes de contrastes y un volver a empezar, y yo vuelvo de nuevo, como hace tiempo, con las pilas recargadas del estío para volver a amar como se ama a los 20 años, aunque esta vez no vea desde mi ventana cómo las golondrinas se preparan para migrar.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.