Sobre renacimientos y retorno a los templos

2 min de lectura
Vista panorámica del fiordo de Nærøy, localizado en el interior de Noruega. Fotografía de archivo.
Vista panorámica del fiordo de Nærøy, localizado en el interior de Noruega. Fotografía de archivo.

Al inicio, en este nuestro hogar, los primeros templos fueron los árboles. ¡Qué vuelvan a serlo! Nuestro espíritu maltrecho y nuestros envenenados pulmones nos lo agradecerán. Es descorazonador que en el último siglo hayamos acabado con el 60% de los animales, cuando, acaso en un futuro más inmediato de lo que creemos, tengamos la insospechada posibilidad de lograr comunicarnos y establecer con buena parte de ellos una fascinante relación de tú a tú, porque en el fondo somos iguales.

Cuando tanta tenebrosa maleza, opaco follaje, y negra espesura de noticias sobre el ecocidio evidencian que todo parece ir a peor, hay otras, en cambio, que abren un luminoso camino a la esperanza: “La población de gorilas de montaña aumenta gracias a los conservacionistas.” ¡Enhorabuena, primos! ¡Genial! Que no digan que somos derrotistas. Estoy seguro de que Dian Fossey sonríe complacida desde su paraíso.

Pero, ¿por qué los poderosos dicen defender la democracia cuando sólo codician la dominación? Los grandes de verdad saben que hay mucho que arreglar en el mundo y que la mejor forma de hacerlo es actuar cuanto antes poniendo lo mejor de uno mismo. La sobreexplotación de los recursos naturales contribuyó al 40% de la tala de bosques tropicales y al 44% de las emisiones de carbono asociadas entre 2000 y 2011.

Mientras tanto, pequeños brotes verdes en el sendero de la vida, menos es nada. En mayo de 2016, el Gobierno noruego cambió las reglas de juego prohibiendo la deforestación: con ello, el país escandinavo eliminaba todos los productos de su cadena de suministro que contribuyeran a la tala de árboles. ¿No será acaso porque sus ancestros, aquellos hombres del norte salvajes y paganos, sometidos en otro tiempo al cristianismo, siempre tuvieron la capacidad de conectar con los espíritus de la madre naturaleza? Reflexionemos sobre ello.

Comentar la noticia

Your email address will not be published.