La vida a través de las gafas de Luna Lovegood

3 min de lectura
Evanna Lynch como Luna Lovegood, de la saga cinematográfica de Harry Potter. Fotografía de archivo.
Evanna Lynch como Luna Lovegood, de la saga cinematográfica de Harry Potter. Fotografía de archivo.

Parece sencillo escribir, pero no lo es. ¿Cómo transmitir a las personas que te van a leer lo que sientes, las mil ideas que revolotean en tu cabeza? ¿Cómo hacer que empaticen contigo, con tu alegría, pero también con tu dolor? ¿Es correcto desear esa afectividad? Me imagino que en la felicidad sí, pero ¿en el dolor también?

Por mucho que lo pienso no encuentro respuesta —y pienso mucho, demasiado quizás—. No pretendo ponerme filosófica, la verdad es que ni siquiera sé cómo hacerlo, pero me imagino que a todo ser humano le gusta que le escuchen, que le comprendan… Pero vuelvo a preguntar: ¿Es correcto cargar a los demás con el peso de nuestros problemas?, ¿la carga compartida es menos?

En la televisión sólo emiten guerras, muerte, violaciones, destrucción… En la calle sólo oyes quejas y lamentos sobre lo mal que nos trata la vida. ¿Estamos en un círculo vicioso del que no podemos o del que ya no queremos salir? Hablar hoy en día de lo positivo, del fulgor de la vida, de la suerte inmensa que tenemos de estar aquí es ir a contracorriente, yo misma escribiendo esto qué quiero transmitir, ¿lo cansada que estoy de esta sociedad apática y negativa que todo lo critica y por la que me dejo llevar el 99% de las veces? o ¿mis tímidos intentos de ver la vida con otros ojos, con la inocencia de la niña que fui?

Espero que sea lo segundo, soy joven todavía pero cada año que pasa me resulta más difícil buscar la bondad en el mundo, es más fácil criticar lo que no está bien que ponerse manos a la obra y en silencio, sin juzgar a nadie, ni siquiera a ti mismo, trabajar para cambiar lo que no nos gusta. Miremos pues con otros ojos, pongámonos las espectrogafas de Luna Lovegood para descubrir a los torposoplos y comencemos a ver el mundo del color que más nos guste. Yo me comprometo por lo menos a intentarlo.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.