Sección de encurtidos: ¡banderillas embullás!

20 de abril de 2022
Un joven con la bandera de España en la concentración del madrileño barrio de Salamanca. Fotografía: EP.
Un joven con la bandera de España en la concentración del madrileño barrio de Salamanca. Fotografía: EP.

Guindilla, pepinillo, aceituna y cebolleta, y un torito a la espalda. ¿Y ahora qué? Lo dejamos pasar… como si se tratase de una rabieta de pijos trasnochados, o buceamos bien entre las intenciones, leyendo entre líneas e identificamos el origen. Qué es esto, cómo podemos clasificarlo: ¿Reivindicación o pulso golpista?

Muy bien, señoras y señores de la derecha y la ultraderecha, poco a poco lo vamos consiguiendo. Por cada nuevo infectado en el Barrio de Salamanca y otros tantos lugares que hayan optado por manifestarse durante el estado de alarma: una cama menos en un hospital, una UCI menos que mañana necesitará cualquier ciudadano de este país, un sanitario menos que te pueda atender y algunas personas más infectadas para poner en riesgo el sistema nuevamente.

En el fondo —si lo tenéis—, ¿realmente pensáis que reclamáis un país más justo, una sociedad más cívica y una población más comprometida? ¡No! Seguro que mientras movéis las banderitas creéis que gracias a vosotros por fin alcanzaremos la inmunidad de grupo… pero por la vía del desastre.

No nos equivoquemos, no os vamos a ver en las colas del comedor social, pidiendo auxilio o ayudando a la gente que lo necesita. No, vosotros sólo pensáis en vender mascarillas con la banderita de España, que es el nuevo souvenir de esta España cainita. Cantad, cantad: “¡Qué buenos son los hermanos Borjamari!, ¡qué buenos son que nos llevan de excursión!”. Muy caras nos van a salir vuestras más-carillas.

A estos ya los hemos visto saltándose el confinamiento para ir a su segunda vivienda, escapándose en los días previos a su residencia de Marbella, haciendo footing mientras que nadie podía, etcétera, etcétera.

¡Gracias, pequeños Nicolases! Moláis mazo, nos encanta la sección de encurtidos de este país.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.