Putin y la realidad económica europea

8 de junio de 2022
Putin, Nikolái Yevmenov y el sanguinario Alexander Dvornikov. Fotografía: Alexei Druzhinin.
Putin, Nikolái Yevmenov y el sanguinario Alexander Dvornikov. Fotografía: Alexei Druzhinin.
Putin, Nikolái Yevmenov y el sanguinario Alexander Dvornikov. Fotografía: Alexei Druzhinin.
Putin, Nikolái Yevmenov y el sanguinario Alexander Dvornikov. Fotografía: Alexei Druzhinin.

Releo un reportaje publicado el pasado mes de marzo en Le Monde diplomatique —que, como sabéis no es sospechoso de favorecer a Putin— sobre las sanciones económicas a Rusia por la guerra de Ucrania, donde se concluye que este tipo de acciones, lejos de perjudicar las finanzas de ese país, le proporcionan una suculenta mayoría de beneficios, toda vez que el Gobierno de Moscú lleva varios años previendo este tipo de castigos por Occidente y ha tejido una red de aliados en todo Asia, especialmente, China, La India y Pakistán.

El caso indio es paradigmático porque Estados Unidos trataba de acercarlo a sus posiciones con subvenciones económicas a la compra de productos norteamericanos y les ha dado calabazas, prefiriendo las garantías sobre los precios del petróleo y del gas que les ha ofrecido la nomenklatura rusa.

Por el contrario, en este reportaje del periódico mensual francés se pone de relieve que el cierre del granero ruso a las importaciones europeas incrementará considerablemente la inflación en el territorio de la Unión Europea y generará desabastecimiento de trigo y otras materias en el continente, lo que supondría una gran pérdida económica.

Desde el punto de vista político, Rusia argumenta que las sanciones son ilegales porque no están respaldadas por Naciones Unidas, pero teniendo en cuenta que Moscú tiene poder de veto, cualquier acuerdo desde la ONU se antoja inviable, aunque no es la primera vez que se organizan acciones unilaterales contra un país sin oposición del Consejo de Seguridad, por parte de las grandes potencias.

La información de Le Monde diplomatique coincide con la noticia de apertura del 2 de junio, en el diario El País, que informa sobre las graves consecuencias económicas para Europa de las sanciones a Rusia y la división que generan en territorio europeo, como ya se temían al inicio del conflicto los representantes económicos y políticos más conocedores del entramado comercial ruso.

De ser ciertas estas circunstancias y los análisis que sobre la realidad económica europea se hacen, parece un contrasentido que la UE insista en redoblar el castigo económico a Vladímir Putin, pero también resulta paradójico que Moscú se haga la víctima por las consecuencias de las sanciones, si saca provecho de ellas, salvo que se haya montado una fabulación de gran envergadura para tener engañado a todo el mundo. Seguiremos buscando información para tener una idea más cabal de lo que acontece.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Don't Miss

Polonia quiere seguir en el siglo XIX

The perfect replica offers the hottest and classic Rolex replica watches,

Un catálogo de prófugos de todos los colores

El diccionario define “prófugo” como la persona que anda huyendo,