Cuca Gamarra forzó un minuto de silencio por Miguel Ángel Blanco en el Congreso. Fotografía de archivo.
Cuca Gamarra forzó un minuto de silencio por Miguel Ángel Blanco en el Congreso. Fotografía de archivo.

Un minuto de silencio en el Congreso

13 de julio de 2022
Cuca Gamarra forzó un minuto de silencio por Miguel Ángel Blanco en el Congreso. Fotografía de archivo.
Cuca Gamarra forzó un minuto de silencio por Miguel Ángel Blanco en el Congreso. Fotografía de archivo.

Es evidente que si Felipe González, José María Aznar, los barones del bipartidismo y los cadáveres políticos de un tiempo que no volverá y que el “jarrón chino” convirtió en zombis sin criterio están en contra de la Ley de Memoria Democrática que acaba de aprobar el Gobierno de coalición es que se trata de una ley cojonuda que va a mejorar la política de reconciliación entre españoles. Coincido, pues, con mi compañero, el periodista Miguel Somovilla y otra serie de expertos en materia de información que han mostrado su desagrado con la manipulación de los expresidentes.

Y si Bildu ha colaborado para que esta ley salga adelante, mediante un pacto con el Gobierno, miel sobre hojuelas, porque supone de una vez por todas la definitiva incorporación de los independentistas vascos a la democracia española con todo lo que supone para desmentir el mantra de la ultraderecha que querría ver a Bildu apoyando la lucha armada con el fin de conseguir réditos políticos para sus delirios patrióticos.

Que Bildu ha sabido ser más inteligente y adaptarse mejor a los nuevos tiempos que el PP y Vox se demostró el martes pasado tras la inopinada propuesta de los populares de guardar un minuto de silencio por Miguel Ángel Blanco en el 25 aniversario de su muerte, saltándose todos los procedimientos del Congreso de los Diputados. Pues bien, la coalición abertzale se sumó encantada al minuto de silencio desconcertando al PP y a sus sicarios mediáticos que pensaban que se iba a oponer. Sin quererlo, Cuca Gamarra ha blanqueado a Bildu destrozando la estrategia de su partido de sacar beneficio de los atentados de ETA. Otro éxito de Arnaldo Otegi y los suyos que deben estar haciendo morder el polvo y la vergüenza a los herederos de los franquistas. Y uno que se alegra.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.