Ofrenda floral en recuerdo de las víctimas del franquismo en el monte de La Pedraja. Fotografía de archivo.
Ofrenda floral en recuerdo de las víctimas del franquismo en el monte de La Pedraja. Fotografía de archivo.

La disyuntiva de los populares

3 de noviembre de 2022
Ofrenda floral en recuerdo de las víctimas del franquismo en el monte de La Pedraja. Fotografía de archivo.
Ofrenda floral en recuerdo de las víctimas del franquismo en el monte de La Pedraja. Fotografía de archivo.

La vergonzosa ausencia de los dirigentes del Partido Popular Alberto Núñez Feijóo​, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida del acto de homenaje a las 135 víctimas del franquismo el monte de La Pedraja (Burgos), al que fueron invitados expresamente, evidencia la empatía y extrema simpatía que la organización conservadora mantiene con la dictadura, cuyo cordón umbilical es incapaz de cortar, quizá porque el origen del partido se sitúa entre altos cargos del régimen nacido del golpe de Estado del 18 de julio de 1936.

La concesión al PP de una credencial democrática es ejercicio harto difícil, si acaso se podría aplicar el beneficio de la duda si hicieran guiños a una asunción verdadera de los valores constitucionales y no insistieran en actitudes golpistas como su negativa a renovar el gobierno de los jueces. Aunque no votemos nunca al PP, al menos deberían plantearse que les respetemos como organización, porque ser constitucionalista es algo que no se adquiere por gracia divina, sino por preferir la Constitución al Fuero de los españoles, que es lo que se lleva en los ámbitos conservadores.

Me da la impresión de que para el actual equipo directivo del Partido Popular, las fosas comunes y el exilio de los que defendieron la legalidad republicana son una reacción lógica al deseo de poder de los terratenientes franquistas y no querer acudir a un evento para condenar los asesinatos indiscriminados del régimen del general bajito y con voz “chiripitifláutica” es simplemente solidarizarse con los criminales.

Estamos en Europa (para algunos, el PP, no lo parece) y nadie en el continente entendería una decisión tan rastrera de Feijóo y sus mariachis. ¿Alguien se imagina que las derechas francesas olviden acudir a la festividad del 14 de julio, aduciendo que al rey se le guillotinó? ¿Y si en Alemania las víctimas de Hitler organizaran una actividad de recuerdo a los crímenes del nazismo, la CSU se quedaría en casa?

El problema no es que España sea diferente, sino que la derecha española está todavía atada a los valores de la dictadura. Y no se trata sólo de que el PP sea un partido coherente, sino que sea un partido honesto.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.