Qatar 2022, la vergüenza del fútbol

15 de noviembre de 2022
Protesta de Amnistía Internacional en la Federación Española de Fútbol. Fotografía: Diego Radames.
Protesta de Amnistía Internacional en la Federación Española de Fútbol. Fotografía: Diego Radames.
Protesta de Amnistía Internacional en la Federación Española de Fútbol. Fotografía: Diego Radames.
Protesta de Amnistía Internacional en la Federación Española de Fútbol. Fotografía: Diego Radames.

Siento auténtica pasión por el fútbol y en esta ocasión no voy a ver el Mundial de Qatar. ¿Por qué? Porque por delante de mis aficiones siempre estarán mis convicciones.

Ver la Copa del Mundo de Fútbol 2022 sería convertirme en cómplice de una dictadura criminal que persigue y castiga la homosexualidad, que reprime y anula a la mujer, que contrató para construir las instalaciones del evento a más de 30.000 migrantes —provenientes de países como India, Pakistán, Nepal, Bangladesh o Sri Lanka— que trabajaron en un régimen de esclavitud, en unas condiciones tan inhumanas que se llevaron por delante la vida de 6.500 de ellos. El gobierno qatarí permitió hasta hace poco el sistema de kafala: el obrero no puede cambiar de trabajo ni abandonar el país sin permiso de su empleador, que puede en cualquier momento cancelar su permiso de residencia y dejarle como un ilegal en riesgo de ser deportado.

Y todo esto ante la indiferencia de gobiernos y federaciones que, untados hasta la médula, han preferido mirar hacia otro lado porque poderoso caballero es Don Dinero, algo de lo que va sobrado el régimen de los Al-Thani.

Si el fútbol profesional ya hace tiempo que es un negocio bastante sucio, con este mundial se han traspasado todos los límites.

Cuando empiece a rodar la pelota, lo hará manchada de sangre, sufrimiento y podredumbre. No voy a ser yo el que, poniéndome delante del televisor, ayude a estas mafias a enriquecerse aún más. Conmigo que no cuenten.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Pablo Álvarez Fernández

Obrero del metal.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Don't Miss

Retrato de David López aka Da Loma en el Limbo Club. Fotografía: C. S. Ulla.

Da Loma: sin libro de reclamaciones

Conocí a David en los años 90 del siglo pasado.

Naim Darrechi: fuego y gasolina

Eso de que el ‘tiktoker’ Naim Darrechi es un matasiete,