Alberto Núñez Feijóo escoltado por Cuca Gamarra. Fotografía: Alejandro Martínez Vélez.

El descalabro de “la derechita cobarde”

20 de marzo de 2024

Get the best replica Rolex watches in the UK, get the best quality replica Rolex watches at the most affordable prices

High-quality cheap replica watches UK online store for men. The best fake watches for sale.

Replicarolex.sr provides high-quality Rolex replica watches. You can choose more fake Rolex watches here.

Alberto Núñez Feijóo escoltado por Cuca Gamarra. Fotografía: Alejandro Martínez Vélez.

Es más que evidente que los grandes derrotados en la moción de censura de la semana pasada, tanto numérica como políticamente, fueron Vox y el candidato Ramón Tamames, puesto que en el número de votos en contra, la diferencia de noes fue prácticamente abusiva y el corolario de la iniciativa fue que ni los votantes de la ultraderecha se plantean reeditar su voto en favor de las huestes de Santiago Abascal.

Pero, claro, en la moción hubo vencedores y vencidos. Y en el capítulo de los derrotados hay que incorporar al Partido Popular y sobre todo a su líder, Alberto Núñez Feijóo, que cometió la torpeza de hacerse invisible y desistir en su pretensión de capitanear a la derecha en España y al conjunto del país. Su ausencia de los debates parlamentarios y su delegación en Cuca Gamarra para explicar la incomprensible abstención de los populares, le acarreó la incomprensión de muchos ciudadanos y la pérdida de la oportunidad de hacerse con el encabezamiento de las facciones de la derecha española, como hizo en su día Pablo Casado, con ocasión de la moción anterior.

Obviamente, la pobreza ideológica del presidente del PP era tan evidente que demostró con creces que necesita a Vox para poder sumar apoyos ante un futuro Gobierno de España. Y la ultraderecha se lo va a hacer pagar, hasta el punto de que ya bastantes analistas desconfían de la posibilidad de que el Partido Popular desaloje de La Moncloa a Pedro Sánchez, porque Vox tiene muchas cuentas pendientes con lo que el propio Santiago Abascal denominó, con gran repercusión mediática, “la derechita cobarde”.

Y es que su fracaso indirecto en la moción de censura ha puesto aún más nerviosa a la cúpula del PP, que en un alarde de incomprensión de la realidad llegó a sugerir que la moción era una especie de pinza entre la ultraderecha de Vox y el PSOE. Otro agravio que a los dirigentes del partido ultra les ha parecido impresentable y que lo tendrán en cuenta cara al futuro.

Desde la torpeza de la moción, todo han sido errores en las declaraciones de Núñez Feijóo. Acude a Bruselas para quejarse de que el Gobierno no cuenta con la oposición para el reparto de los fondos europeos y en la UE le contestan con cajas destempladas que su labor consiste en negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial, un verdadero fraude a la democracia y a la Constitución que, pese a lo que piensa la derecha, ya no le va a dar muchos más réditos.

Sus alocadas críticas al Ejecutivo no quedan ahí. Con la recientemente celebrada cumbre hispanoamericana en Santo Domingo, el presidente del PP recriminó a Sánchez haberse reunido con autócratas, sin percatarse de que por España estaba presente un autócrata, que es el rey Felipe VI, que nadie eligió en las urnas, aunque no es el tipo de déspota al que se refería el amigo del narco Marcial Dorado. Y es que en las últimas semanas Núñez Feijóo no ha dado pie con bola.

Va a tener que tragarse dos litros de tila cada media hora si pretende que los españoles le hagan un poco de caso a él y a su partido. Y, además, replantearse la estrategia ya que de seguir en esa línea sus expectativas electorales caerán como un meteorito. Y ni siquiera las encuestas que le prepara el hermano de Michavila podrán servir de lenitivo para su catástrofe. El Gobierno en su conjunto debería hacerle un homenaje para que siga por ese camino ‘per saecula saeculorum’.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.