Todos los domingos de don Plácido

14 de marzo de 2024

You can be learn more about the cheap replica watches on this website by our company.

UK Replica offers a variety of 1:1 best edition replica watches, high quality fake Panerai watches.

Check out our panerai replica selection for the very best in unique or custom, handmade pieces from our watch bands & straps shops.

En la imagen, el famoso tenor español Plácido Domingo. Fotografía: Joel Saget.

Existe una arraigada creencia entre los machirulos españoles que postula: «Todas putas, menos mi madre y mi hermana». Este exabrupto era muy corriente hace medio siglo, poco más o menos. Yo lo oí en más de una ocasión y hasta creo recordar que Fernando Díaz-Plaja lo incluyó en su novela “El español y los siete pecados capitales” (Alianza Editorial, 1966).

Por eso, cuando alguien famoso vinculado con el pensamiento más conservador acosa sexualmente a una mujer, los portavoces mediáticos de la derecha lo defienden y lo exoneran de cualquier cargo que se pueda presentar en su contra y contraponen su gran éxito artístico o comercial como aval para justificar su inocencia.

Esto ha pasado últimamente con Plácido Domingo, que tiene merecida fama de voracidad sexual, lo que le ha costado la cancelación de algunos conciertos en Estados Unidos y en Europa a raíz de unas cuantas denuncias que se presentaron contra él. El pasado verano, la Fiscalía argentina inició una serie de indagaciones para conocer si había sido cooperador directo en una red de trata de mujeres.

En marzo de 2020, la mezzosoprano Patricia Wulf fue la primera mujer que denunció en los medios el acoso sexual que sufrió tres décadas atrás por parte del artista madrileño. Por entonces, una investigación del sindicato de la ópera de Estados Unidos concluía que Plácido Domingo había abusado de 27 compañeras. El tenor admitió la acusación y pidió perdón a través de un comunicado de prensa.

En España, por supuesto, dimos por hecho que se trataba de una burda maniobra contra el famoso cantante lírico y director de orquesta de 82 años, algo así como un apéndice de la leyenda negra antiespañola, producto de la envidia foránea de nuestros éxitos patrios y, exagerando hasta el absurdo, cada vez que obtenía un gran éxito interpretativo (lo cortés no quita lo valiente, es un excelente tenor y cantante, de lo mejorcito a nivel mundial) nuestros rojigualdos de cabecera le ponían como ejemplo de que con su voz frenaría cualquier acusación infundada. Debe de ser que como es forofo del Real Madrid y hombre de derechas, su vida personal y moral tiene que ser intachable.

Por razones de cercanía familiar y por informaciones de aficionados al bel canto, supe de muchas historias de Plácido Domingo en las que acosaba sin freno prácticamente a cualquier moza que se le pusiera a tiro. Y no tengo sólo una versión, sino unas cuantas.

Finalmente digo y quiero decir que no sé si el famoso cantante tiene que ser encarcelado o sancionado por su apetito sin límites por lo sexual, porque para eso están los tribunales de justicia. Digo que el hecho de que cante tan bien y deba de seguir actuando sin que le anulen los recitales no le da patente de corso y presa para sus escarceos amorosos si no hay consentimiento por parte de la otra persona. Parece obvio, pero siempre hay que repetirlo, por si acaso.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.