/

Carta al señor Juanma Moreno Bonilla

5 min de lectura
En la imagen, Juanma Moreno Bonilla durante una visita a Doñana. Fotografía de archivo.

Lo siento mucho, pero, no me voy a callar. El asunto de Doñana, tan traído y llevado estos días por la cercanía de las elecciones, no es importante porque las mismas —las municipales, en el caso de Andalucía— estén muy cerca, no, resulta que Doñana se ha convertido en el centro de una diana sobre la que todos disparan, sólo y exclusivamente porque el PP quiere ganar las elecciones en algunos municipios del entorno de Doñana y, al paso, llevarse de premio la Diputación Provincial de Huelva solo u acompañado por Vox si fuera menester. Y esto es lo que tenemos.

Esa es la importancia que le da el PP al medioambiente y al paso a los agricultores que llevan años modificando la economía de la zona de manera ordenada, legal y constructiva, sin dañar Doñana. O sea, comprometidos con la zona y con sus gentes y con el medio ambiente y con medidas agrícolas transparentes y que han abierto un mercado —el hortofrutícola— que es pionero en España y en el mundo por su excelencia.

Anoche, la Unión Europea le vino a dar otra patada en la boca al consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía —o sea, para entendernos, al presidente del PP en Andalucía, Juanma Moreno Bonilla—, que anduvo por Bruselas, pero, a este señor que en buena lid gobierna dichos pagos —que son de todos, que nadie lo olvide, porque es Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera— y a sus estrategas sólo les importa conseguir un puñado de votos en algunos municipios del Condado de Huelva y de paso, como se dijo, la Diputación Provincial que se le resiste y resiste y resiste.

Y si ya de por sí las condiciones climáticas son muy severas en todo el orbe y no hace falta ser un científico para corroborar tal cuestión, pues, lo que le hacía falta a Doñana para que le den el hachazo definitivo es el incomprensible comportamiento de Juanma Moreno Bonilla con este tema.

Y no se entiende su empecinamiento, Presidente, no. Y todo por un puñado de votos. Dejar morir a Doñana por un puñado de votos. Porque ese cartelito lo tiene ya sobre su cabeza, y no es que lo digan todos los partidos políticos —menos Vox— es que lo dicen también el Gobierno de España, la Unión Europea —incluidos sus socios parlamentarios en Estrasburgo—, los científicos de acá y acullá y hasta el sentido común, señor Bonilla. Y puede que también hasta el político: creo que no ha medido bien los efectos de semejante órdago.

En fin, no hay manera de digerir su comportamiento ni el de su partido en esta materia. Lo voy a decir una vez más, y esta de manera esquemática, para que quede claro:

1. La proposición de Ley que ha aprobado en el Parlamento tiene que retirarla.
2. Los pozos ilegales hay que cerrarlos, todos.
3. Los pozos legales hay que cerrarlos conforme puedan ir llegando aguas superficiales.
4. Hace falta una reconversión de la economía de la zona, o sea, propuestas de desarrollo distintas a las actuales de cara al futuro inmediato, que ya se deberían estar poniendo en marcha.
5. Es necesario que despida usted a algunos de sus estrategas políticos por mucho cariño que les tenga, y usted sabe que tal cuestión va en su sueldo.
6. Aproveche la Feria de Sevilla, esa ventana de alegría abierta al mundo, para darnos una sorpresa agradable a propios y a extraños pasadas las mismas.
7. Hágalo por Doñana y por usted también, señor Moreno Bonilla.

Como siempre, Presidente, mis saludos cordiales.

Firmado: Paco Huelva.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.