Mundo descomunal, donde nadie oye mi voz

12 de mayo de 2023
En la imagen, una multitud caminando por la calle. Fotografía: Andy Ryan.
En la imagen, una multitud caminando por la calle. Fotografía: Andy Ryan.

Me desconcierta leer la prensa. También escuchar los informativos audiovisuales. Con respecto a los contenidos de las siempre tendenciosas y manipuladas redes sociales, ni hablemos.

La realidad que observo y que imagino nada tiene que ver con la que cuentan los medios descritos. No sé si me he salido de la rueda de la comprensión establecida y así poder ajustar mi pensamiento a los cánones de entendimiento al uso —esos que han sido definidos al milímetro en algún lugar por los de siempre, con algún algoritmo— o me he vuelto definitivamente majareta. El caso es que ya no estoy para relatos elaborados en las cocinas del poder: ni las de unos ni las de otros. Excepto que me apetezca leerlos, los cuentos, cosa que hago a menudo, entonces, en esos supuestos siempre soy yo el que elige al autor y el género, que para eso estudio de forma persistente, como el Quijote de Cervantes.

El asunto es que veo monstruos donde algunos dicen que hay molinos que procesan trigo. Y no es cierto, no. No a mi entender. Todo es una lucha por el poder en la que no estoy dispuesto a participar ni un segundo.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Paco Huelva

“Al albur de los días”

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Don't Miss

Bob Marley: la sombra de la CIA en su final

Robert Nesta Marley, un ícono de la música, no sólo
Jacek Yerka, “The walking lesson” (2005).

Tempus fugit: o te adaptas o desapareces

Las patologías de la Era tecnológica han alterado la sociología