Andreas Kieber (1844–1939), el “último soldado de Liechtenstein”. Fotografía: Fridolin Tschugmell.

El único país que ganó una guerra

5 de julio de 2023
Andreas Kieber (1844–1939), el “último soldado de Liechtenstein”. Fotografía: Fridolin Tschugmell.

En toda la historia de la humanidad sólo un país, una vez, ha ganado una guerra. Voy a contaros cómo, cuándo y porqué.

Es 1866: Austria y Prusia entran en guerra. Se dirime el liderazgo del mundo germanohablante y el dominio de Europa Central. Liechtenstein, ese pequeño país alpino, interviene para apoyar a su aliada Austria. Dado que Liechtenstein es minúsculo, su aportación al conflicto es proporcional. Envía ochenta hombres a controlar el paso del Brennero, una zona de gran valor estratégico.

Pero las acciones armadas tienen lugar lejos del Brennero, y los soldados se pasan la guerra aburriéndose y vigilando a distancia a las tropas de Italia (que entra en el conflicto por su rivalidad con Austria). Siete semanas más tarde termina la guerra. Sin haber disparado un tiro, los ochenta liechtensteinianos regresan a su país… ¿Todos?

Todos, y uno más. Los soldados volvieron a casa con un compañero inesperado. Un recluta que abandonó su ejército y se fue a probar suerte a Liechtenstein. No se sabe si era austriaco o italiano: la historia militar presta poca atención a los desertores, pese a que suelen ser los personajes más interesantes de cualquier batalla.

La Historia con mayúsculas dice que Prusia ganó la guerra y que ahí dio comienzo la unidad alemana y el Imperio austrohúngaro. Pero tú y yo sabemos que, para la historia en minúsculas, la que nos importa a la gente que vivimos en minúsculas, sólo Liechtenstein ganó la guerra. Envió a ochenta jóvenes a la incertidumbre de la pólvora y recibió ochenta y uno de vuelta, sanos y salvos. Dos años después, el 12 de febrero de 1868, abolió su ejército. Todo lo demás es derrota.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.