Trazos inolvidables: el legado de Ibáñez

5 min de lectura
En la imagen, Francisco Ibáñez, padre de Mortadelo y Filemón. Fotografía: Marta Pérez.

Imagina un lugar repleto de carcajadas e individuos extravagantes, forjado por la mente brillante de un dibujante cuyo ingenio ha dejado una huella indeleble en el humor gráfico español.

Francisco Ibáñez, nacido el 15 de marzo de 1936 en Barcelona, se convirtió con el paso de los años en un referente en la historia de la viñeta, conquistando los corazones de generaciones enteras con su creatividad. Desde temprana edad, su destreza artística era evidente, y de niño publicó su primer dibujo en la revista infantil “Chicos”, augurando así el comienzo de una trayectoria brillante.

Sus creaciones siempre procuraron a sus seguidores un sano y vivaracho entretenimiento. Entre ellas se encuentran Mortadelo y Filemón, dos sujetos que cautivaron a millones de lectores en todo el planeta. Mortadelo, con su desastrosa torpeza, y Filemón, con su tranquila seriedad, formaron una pareja dinámica que arrancó sonrisas a jóvenes y adultos por igual.

A lo largo de su camino, Ibáñez firmó obras inolvidables que hoy son clásicos de la cultura gráfica de nuestro país. “La familia Trapisonda” nos trasportó a una dimensión de jolgorio y peculiaridades, mientras que “13, Rúe del Percebe” nos hizo reír con su enfoque hilarante de la vida cotidiana. “Rompetechos”, miope y torpe, protagonizó situaciones desopilantes con las que nos tronchábamos. “El botones Sacarino” nos sumergió en un mundo lleno de aventuras y ocurrencias, mientras que “Pepe Gotera y Otilio” nos brindaron su singular visión del noble oficio de la paleta y el cemento.

Los inolvidables “Chicha, Tato y Clodoveo, de profesión, sin empleo” enriquecen su legado. Estos tres pillos, que se conocen y forjan una amistad en la cola del paro, protagonizan situaciones disparatadas a medida que transitan por diversos empleos a lo largo de la serie. Sus alocadas peripecias añaden aún más diversidad a su extraordinario portafolio. Además de su éxito en el ámbito de las publicaciones impresas, los trabajos de Ibáñez conquistaron el universo televisivo con Mortadelo y Filemón, que llegaron a la pantalla en series animadas que encantaron a espectadores de todas las edades.

En 2002, Francisco Ibáñez fue galardonado con el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona, uno de los más importantes en el género en España, en reconocimiento a su quehacer y su influencia en la industria del cómic.

Bajo la dirección de los cineastas Javier Fesser y Miguel Bardem, Mortadelo y Filemón cobraron vida en tres películas de acción real, llevando su comicidad desternillante a la gran pantalla y conquistando el corazón de nuevos seguidores: “La gran aventura de Mortadelo y Filemón” (2003), “Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra” (2008) y “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo” (2014).

Desde el 20 de enero de 1958, cuando Mortadelo y Filemón hicieron su debut oficial en la revista “Pulgarcito”, los dos agentes de la T.I.A. dejaron una huella imborrable en quienes disfrutaron de sus peripecias durante décadas.

El legado de Ibáñez es asombroso, con más de 50.000 páginas repletas de ilustraciones y ocurrencias memorables. Lo que fue su pasión durante toda la vida continúa contagiando alegría y entretenimiento a nuevos adeptos, y su influencia es indiscutible.

El 15 de julio de 2023, a los 87 años, Francisco Ibáñez nos dejó, pero está claro que su trabajo inspirará a generaciones venideras que descubrirán y se sumergirán con regocijo en las entrañables andanzas de Mortadelo y Filemón y la innumerable lista de personajes que alumbró a lo largo de su maravillosa carrera. ¡Gracias, maestro, por tu genialidad y por regalarnos momentos imposibles de olvidar!

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.