Federico Jiménez Losantos, director y presentador de “Es la mañana de Federico”. Fotografía: David Jar.

¡Los titulares de prensa los carga el diablo!

23 de agosto de 2023
Federico Jiménez Losantos, director y presentador de “Es la mañana de Federico”. Fotografía: David Jar.

Los titulares de prensa sirven para resumir el desarrollo de una noticia de interés que a los editores de un medio les importa difundir. Pueden ser de dos tipos: los estrictamente descriptivos o informativos, como por ejemplo: ‘Muere la reina de Inglaterra’ o los que son interpretativos, que pretenden plantear una visión subjetiva del dato: ‘Inglaterra llora la muerte de Isabel II’. A mí me gustan más los segundos porque permiten un abanico de interpretaciones que con posterioridad la inteligencia del lector sabrá descifrar. Son más subjetivos, es cierto —creo que la objetividad en periodismo no existe—, pero ofrecen la posibilidad de desvelar aspectos de un suceso que podrían pasar desapercibidos. Los datos son inobjetables; las interpretaciones, no.

Lógicamente, quien observa un titular conoce la fuente del mismo y en qué medio de comunicación se publica. Es obvio que el ABC jamás ofrecerá una imagen negativa del rey emérito, por muy ladrón y corrupto que sea, dado que su ideario es monárquico y en La Vanguardia nunca se cuestionará el autogobierno de Cataluña, porque es un periódico que se edita en Barcelona y los catalanes son muy celosos de su diferencia territorial.

En los últimos tiempos, los titulares de prensa han evolucionado claramente hacia la toma de posición sobe determinados asuntos en los que la opinión publicada tiene decidido su enfoque. Verbigracia, el conflicto en Ucrania, donde las informaciones antirrusas son abundantes en los ámbitos occidentales donde, por otra parte, está cancelado el canal de televisión Russia Today (RT) que bien podría servir de contrapeso, pero al estar prohibido por el dictado de Washington esto se torna imposible, salvo que, como un servidor, alguien tenga acceso a la cadena moscovita como en su día se escuchaba en secreto Radio España Independiente conocida popularmente como La Pirenaica.

Hace casi un año, el diario El Mundo, obediente a los designios de los grandes monopolios informativos encabezaba un titular afirmando que el Gobierno ruso cazaba en el metro a personas sin techo y de los bajos fondos que les servían como carne de cañón para el Ejército en una campaña que el Kremlin había iniciado para movilizar reservistas.

La información, parecida a la que publicaban otros medios españoles, llevaba el membrete de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y tenían muy poca base real, pero era tan exagerada que a los expertos militares y a los ciudadanos mínimamente informados sólo les generaba una sonrisa en vez de crispación.

Otro titular parecido de este mismo conflicto afirmaba que la mayoría de los rusos estaban en contra de Vladímir Putin, sin ninguna explicación que certificara el hecho y sólo con el propósito de engañar a los lectores de nuestro país sobre la evolución de la guerra. Por supuesto, ese tipo de titulares interpretativos nunca tuvieron confirmación.

Y es que en los medios de comunicación cuando alguien decide qué enfoque se le ha de dar a una noticia, la mayoría de los periódicos, radios y televisiones se apuntan a lo que mande los de arriba, porque todavía está por ver la debacle del Ejército ruso y el éxito de las contraofensivas ucranianas que nos han vendido en numerosas ocasiones los voceros de la OTAN.

Ardo en deseos de conocer los titulares de la prensa el día en que Rusia gane definitivamente la guerra de Ucrania y frustre los intereses de las empresas estadounidenses para hacerse con el mercado de la Europa oriental y para desarrollar la industria militar de Estados Unidos. Ya os contaré.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.