Banderas y fusiles: una pulsión sexual irresuelta

5 min de lectura
Felipe VI presidiendo el desfile del Día de la Hispanidad, el 12 de octubre. Fotografía: Daniel González.

Our best replica watches that look like real models are equipped with double-core silicone “O” rings made of solid tube rubber.

We Recommend Some Luxury Replica Breitling Transocean Watches For You Online.

The largest & most trusted name to buy ultimate rolex replica watches. Best selection, Free shipping.

Como la música militar nunca logró levantarme no presencié el desfile militar del 12 de octubre, porque me parecía un ejercicio de autosatisfacción egoísta de determinados sectores que piensan que con una parada de ejércitos colonialistas para amedrentar a determinados súbditos ganan el cielo.

Pero también como profesional de un oficio que se dedica a contar historias a la población, lo más sinceramente posible, procuré ver un resumen de los acontecimientos acaecidos ese día para poder determinar qué era lo más interesante para dejar constancia a los ciudadanos.

A mí lo que más me gustó de ese día fue el pañuelo florido que lucía la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, elaborado por mujeres palestinas y que fue lucido con muchísima elegancia y con la dignidad que se precisa en una persona sensible envuelta en un contexto de exaltación castrense. Este gesto puso de relieve su afecto y solidaridad con los oprimidos ciudadanos de Gaza, mientras otros dirigentes europeos miran para otro lado justificando los asesinatos israelíes.

Otra cosa que me pareció interesante fue la aparición entre aplausos de los “cayetanos” de la cabra de la Legión, que este año fue un chivo de pelo marrón claro con motas blancas llamado Pacoli, posiblemente por aquello de la Ley trans. A este servidor lo que le inquieta es que el pobre bicho haya sido objeto de sevicias sancionadas por la Ley de bienestar animal. Ver veremos.

Lo de los insultos y abucheos a Pedro Sánchez lo dejamos para otra ocasión, porque también tiene mucha miga.

Sostiene un amigo bienhumorado y bastante socarrón que no es casual que coincida en el tiempo la berrea —la época de celo de los ciervos— con el desfile militar del Día de la Hispanidad, ya que ambos acontecimientos se producen al inicio del otoño y argumenta que los abucheos de los sectores más ultraconservadores hacia el presidente del Gobierno le recordaban a la ceremonia de apareamiento animal.

La verdad es que algunas de las mujeres maduras allí presentes, ya en los estertores de una vida sexual manifiestamente mejorable, al ver acercarse a un hombre alto, guapo y macizorro como es Pedro Sánchez terminaron entregadas a los piropos mal entendidos con gritos y pitidos que pusieron de manifiesto una pulsión sexual irresuelta.

En realidad, el asunto tiene mucho de psicología. Si Sigmund Freud levantara la cabeza o alguno de sus discípulos analizara la cuestión en profundidad, descubrirían una nueva versión de la interpretación de los sueños en la que las carencias afectivas tendrían un gran predicamento.

El hecho de que también haya hombres que denuesten al presidente del Gobierno no es impedimento para que la teoría del apetito sexual tenga vigencia, porque también hay varones que sienten inclinaciones amorosas hacia el jefe del Ejecutivo.

Mientras la berrea herbívora se sucede en los montes de Asturias, la otra berrea, la humana, evidencia los sueños húmedos de nuestros patriotas (hombres y mujeres) de cabecera, que también tienen sus necesidades. Y que no quieren desperdiciarlas.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.