Elecciones en Ecuador, pistolas y atentados

5 min de lectura
Daniel Noboa, el presidente más joven de la historia de Ecuador. Fotografía: Alejandro Baque.

Las recientes elecciones de Ecuador se celebraron en un clima de mayor violencia que en otras llamadas a las urnas y con el fatal añadido del asesinato de un candidato presidencial, Fernando Villavicencio, con el objetivo más que posible de amedrentar a todos los que se presentaran a los comicios. Lo curioso es que quienes perpetraron el magnicidio, tras ser detenidos por la policía, fueron asesinados en una acción cuando menos sorprendente. Y en este contexto, tuvo lugar hace una semana la toma de posesión del nuevo presidente, Daniel Noboa, un joven empresario, cuya familia posee una de las mayores fortunas del país.

El líder de Acción Democrática Nacional se impuso en la segunda vuelta a la candidata de Revolución Ciudadana, el partido progresista creado por Rafael Correa y que había logrado la victoria en la primera vuelta. Finalmente, Luisa González Alcívar perdió la ventaja en el balotaje, algo que produjo cierta sorpresa, pero que no es infrecuente en las rondas definitivas para elegir al jefe del Estado en los regímenes presidenciales.

Lo que más asombra de la situación en Ecuador es la constante violencia que asuela el país, y que se intensificó en el proceso electoral, lo que dio lugar a ciertos recelos en los sectores más izquierdistas, que denunciaron el sentimiento de inseguridad generado por el expresidente derechista Guillermo Lasso que hizo que muchos ciudadanos optaran por votar a los candidatos más proclives a las políticas de mano dura. El hijo del millonario Álvaro Fernando Noboa Pontón es uno de ellos y quizá por eso logró dar la vuelta a los escrutinios de la primera ronda.

Es curioso que los atentados cometidos durante la campaña electoral, atribuidos al narcotráfico, se redujeron de forma considerable después de la victoria del candidato conservador. Esta circunstancia y el hecho de que la aspirante de Revolución Ciudadana no fuera demasiado conocida (en el partido de Correa le habían planteado que la mejor preparada era la presidenta del Parlamento, aunque menos receptiva a las presiones y sugerencias de sus aliados) influyeron en el resultado final.

Pero no han sido sólo esos los elementos, digamos extraordinarios, que se concitaron en las elecciones ecuatorianas. El presidente saliente Guillermo Lasso había decidido dar el visto bueno a un proyecto que permitía a la ciudadanía adquirir legalmente armas de fuego para defensa personal. En un momento de tensa situación en las calles y con el incremento de los actos criminales, esta disposición fue como echar gasolina al fuego y eso atemorizó aún más a las personas de buena voluntad y, en especial, a las menos agraciadas económicamente, que no podían acceder a las pistolas por falta de dinero para ello.

Este cúmulo de incidencias, supuestamente ocasionales, se conjuraron para materializarse en el período electoral y en la elección de presidente durante la segunda vuelta. Aunque haya más de un conspiranoico que entienda que sin estos fenómenos coyunturales David Noboa no hubiera sido elegido, no hay datos fehacientes que sostengan esta hipótesis, por lo que son sólo indicios que no llegan a cuestionar su triunfo.

Lo que sí parece seguro es que a los habitantes de este país les ha tocado seguir sufriendo políticas neoliberales y de austeridad para los más pobres, al igual que ocurriera con el mandato de Guillermo Lasso. De un millonario a otro millonario, las economías más insolventes padecerán las leyes más restrictivas, mientras los más ricos continuarán incrementando sus fortunas, salvo que el nuevo jefe del Estado se vuelva loco. De lo que no hay síntomas.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.