Nayib Bukele: un lobo con piel de cordero

Tras ganar las elecciones en 2019, Nayib Bukele fue apodado el “presidente milenial”, destacando su estilo informal en la política. Su liderazgo ha generado controversias por su enfoque populista y autoritario

7 min de lectura
En la imagen, el presidente milenial salvadoreño, Nayib Bukele. Fotografía: Rodrigo Sura.

Tras ganar las elecciones de El Salvador en 2019, Bukele fue apodado el “presidente milenial” por su juventud, su estilo informal, que incluía una cazadora de cuero y una gorra deportiva, y su enfoque fresco en la política. Este apodo reflejaba su capacidad para conectar con una generación más joven y su imagen de líder progresista y moderno.

Nayib Bukele, nacido en 1981 en una familia de origen palestino, es uno de los diez hijos de Armando Bukele Kattán y Olga Marina Ortez. Su familia acumuló una considerable fortuna en diversos sectores empresariales como el farmacéutico, el textil o el de la automoción. En 2014, el joven Nayib ya poseía activos por un valor superior a los 15 millones de euros, según un balance presentado ante el Registro de Comercio citado por el diario digital salvadoreño El Faro.

Tras su salida del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Bukele fundó el movimiento Nuevas Ideas, ofreciendo a la ciudadanía una alternativa a la política tradicional. Su hipocresía seductora y su mensaje de cambio penetraron con fuerza en una población cada vez más cansada de la corrupción y la ineficacia de los partidos establecidos. Su experiencia como publicista le permitió aplicar técnicas de marketing a su estrategia política, diciendo a la gente lo que querían oír y capitalizando el descontento popular.

En 2019, Bukele se presentó como candidato de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) y obtuvo la victoria en las elecciones presidenciales con un apoyo abrumador. Asumió entonces el cargo con la promesa de transformar el país y combatir el clientelismo. Durante su primer mandato, implementó políticas para atajar la violencia de las pandillas, una de las principales preocupaciones de los salvadoreños.

Una de las herramientas clave en la estrategia de comunicación de Nayib Bukele ha sido el uso de las redes sociales. Desde el inicio de su carrera política, Bukele ha sido un usuario activo de plataformas como X, Facebook e Instagram, donde comparte regularmente actualizaciones sobre su gobierno, responde a críticas y se comunica directamente con sus seguidores.

El enfoque de Bukele en la seguridad y su estilo de liderazgo han llamado la atención de políticos y funcionarios en toda América Latina, que lo mencionan como ejemplo a seguir. Incluso se ha acuñado un término, el “bukelismo”, para describir su estilo de gestión.

En marzo de 2020, en una charla informal emitida en directo en Instagram, Bukele le confesó al músico y activista puertorriqueño René Pérez, más conocido como Residente: «Yo no creo en ideologías». Esta afirmación revela su posición como un estadista pragmático que se distancia de los pensamientos tradicionales y se enfoca en encontrar soluciones concretas para los problemas del país.

Durante años, Nayib Bukele fue un personaje visible en la sociedad salvadoreña, llegando incluso a presentar el espacio televisivo de opinión llamado “Aclarando Conceptos”. Este programa le permitió conectar con la audiencia y establecerse como una figura reconocida en el ámbito mediático de El Salvador.

Si bien Bukele se presentó en sus inicios como un político moderno y progresista, su ascenso al poder ha estado marcado por episodios polémicos que han cuestionado esa imagen. Uno de los más escandalosos fue cuando, en febrero de 2020, irrumpió con militares en el Parlamento para exigir la aprobación de un préstamo de 92,65 millones de euros para financiar su plan contra las maras, amenazando con disolver la Asamblea Legislativa si no lo lograba. Mientras tanto, miles de seguidores le esperaban en el exterior al grito de “¡Insurrección!”.

Nayib Bukele ha sido definido por su capacidad para tomar decisiones temerarias y controvertidas. Su enfoque en la seguridad pública ha sido tanto su mayor activo como su mayor fuente de críticas. Bajo su mandato, El Salvador ha experimentado una disminución significativa en la tasa de homicidios, pero también ha sido testigo de una escalada en la represión y las acusaciones de violaciones de derechos humanos. La transformación de su imagen pública, pasando de ser percibido como un tecnócrata competente a convertirse en un tirano con tendencias autoritarias ha generado controversia y discusión.

Bukele usó su popularidad, producto de la reducción de la violencia callejera, para acabar con la ya débil democracia salvadoreña. En un contexto de derrumbe opositor, las elecciones del 4 de febrero sellaron su predominio absoluto sobre el conjunto de las instituciones.

Entretanto, los presidentes de Guatemala, Honduras y Nicaragua, junto con representantes de Estados Unidos y algunos países europeos, rápidamente enviaron su felicitación al flamante vencedor tras su anuncio en las redes sociales desde el podio del Palacio Nacional. Sin embargo, notoriamente omitieron abordar el hecho de que su candidatura había sido considerada inconstitucional, y que el máximo tribunal electoral aún no había ratificado oficialmente los resultados. Pero, ¿eso qué importa? Se trata de un episodio más, amontonado en el contenedor de residuos tóxicos de la geopolítica que está arruinando el mundo.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.