Revelaciones de una estrategia en las sombras

La reciente filtración de una conversación revela las intrigas militares alemanas para suministrar misiles a Ucrania, resaltando tensiones políticas, intereses espurios y el enrevesado conflicto en el este de Europa

12 min de lectura
Ingo Gerhartz, jefe de la Fuerza Aérea alemana, y el canciller Olaf Scholz. Fotografía: Morris Macmatzen.

El pasado 1 de marzo, la periodista rusa Margarita Simonián, redactora jefe del canal de televisión RT, hizo pública una grabación de 38 minutos en la que, en el mes de febrero, representantes de las Fuerzas Armadas de Alemania debatían la posibilidad de atacar un puente en Crimea utilizando misiles de crucero aire-tierra Taurus suministrados a Ucrania. En la conversación participaron el jefe de la Fuerza Aérea alemana, Ingo Gerhartz, el jefe del Departamento de Operaciones y Ejercicios del Mando de la Fuerza Aérea, el general de brigada Frank Graefe, y dos empleados del Centro de Operaciones Aéreas del Mando Espacial de la Bundeswehr.

El 19 de febrero de 2024, mediante la plataforma Webex, se llevó a cabo esta conversación estratégica por videoconferencia entre importantes funcionarios militares alemanes. Durante la charla, se abordaron temas críticos relacionados con la posible entrega de misiles Taurus KEPD 350 a Ucrania y su uso potencial para destruir el estratégico puente de Kerch. Se discutieron detalladamente los plazos y desafíos logísticos asociados con la entrega de los misiles, así como la necesidad de formación y capacitación del personal ucraniano en tácticas de ataque aéreo de precisión.

Además, se analizaron las implicaciones operativas y políticas de un eventual ataque al puente de Crimea, incluyendo la coordinación de inteligencia para identificar los puntos débiles en las defensas antiaéreas rusas y la necesidad de una respuesta rápida y efectiva ante las posibles represalias. En resumen, la conversación reveló una detallada planificación táctica sobre el uso de los misiles Taurus en un escenario de conflicto, con un enfoque específico en la estrategia de ataque y las medidas necesarias para garantizar el éxito de la operación. Los misiles Taurus tienen un alcance máximo superior a los Storm Shadow y Scalp, sus equivalentes franceses, de 482 kilómetros. Durante la llamada, los oficiales alemanes hablaron de posibles tipos de objetivos para el Taurus, incluido un puente con pilares relativamente pequeños y poco resistentes ubicado en el Este que, según decían, era difícil de alcanzar. Esta descripción coincide con el estratégico puente de Kerch, una construcción que une la región rusa de Krasnodar con Crimea y que, a pesar de los repetidos ataques, los ucranianos no han logrado destruir hasta el momento. Los medios de comunicación alemanes confirmaron la autenticidad de la grabación, el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, expresó su preocupación por posibles filtraciones adicionales y el canciller Olaf Scholz anunció que el asunto se está investigando muy a fondo, muy intensamente y muy rápido.

Según las conclusiones provisionales de la investigación, la grabación por la inteligencia rusa de la conversación se debió a un fallo individual del oficial alemán que se encontraba en Singapur y que estaba en línea a través de una conexión no autorizada. La naturaleza pública de la filtración representa un cambio con respecto a operaciones anteriores de Moscú, en las que la información pasaba por intermediarios no rusos como WikiLeaks o se volcaba en internet. Es significativo que se produzca en un momento de creciente atención a la continua negativa de Olaf Scholz de suministrar misiles Taurus a Ucrania.

La Unión Demócrata Cristiana de Alemania y la Unión Social Cristiana de Baviera, el mayor bloque de la oposición en el Bundestag, solicitaron una reunión extraordinaria del Comité de Defensa sobre el escandaloso audio, pidiendo que Olaf Scholz asista específicamente.

Alemania aprobó a principios de febrero un presupuesto que destina más de 7.000 millones de euros en ayuda militar a Kiev, a pesar de la creciente crisis presupuestaria y económica interna, la reducción de las subvenciones a los agricultores, el aumento de los precios de la energía y la peor recesión del sector manufacturero desde la Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado, ante la revelación de la presencia militar británica sobre el terreno en Ucrania, donde soldados británicos ayudan a las fuerzas de Kiev a disparar misiles Storm Shadow de largo alcance, el Reino Unido confirmó la presencia de un pequeño número de efectivos en la zona. Sin embargo, no precisó qué tareas están llevando a cabo, lo que ha generado preocupación sobre una posible escalada por parte de Moscú. Tobias Ellwood, ex ministro de Defensa del Reino Unido, afirmó que «la filtración era embarazosa para Berlín», aunque precisó que «Rusia probablemente sabía de la presencia británica dada la intensidad de su actividad de contrainteligencia».

La reacción de Estados Unidos y el Reino Unido ante la filtración de la conversación entre militares alemanes revela una dinámica compleja. Si bien ambos países han expresado cautela y la necesidad de una investigación, sus comentarios también sugieren una postura estratégica. Estados Unidos, como líder de la OTAN y con un claro interés en la región, busca mantener la presión sobre Rusia y expandir su influencia. Dada la importancia de la industria armamentística en la economía estadounidense, el recrudecimiento del conflicto en Ucrania podría ser visto como muy beneficioso para ciertos sectores. Por otro lado, el Reino Unido, consciente del papel de Moscú en la contrainformación, también enfatiza la necesidad de no caer en la trampa de la discordia. Sin embargo, dicha preocupación podría ser una táctica para desviar la atención de la implicación occidental en el conflicto ucraniano, que podría tener objetivos económicos y geopolíticos más amplios.

Scott Ritter, exoficial de inteligencia de Estados Unidos y analista militar independiente, ha señalado que: «Lo interesante de esta conversación es que, unos días antes, el canciller alemán, la más alta autoridad ejecutiva civil de Alemania en la actualidad, había dicho específicamente que Alemania no proporcionaría los misiles Taurus a Ucrania. Además, el Parlamento de Alemania, no una, sino dos veces, votó abrumadoramente en contra de suministrar estos misiles de crucero a Ucrania. ¿Quién manda en Alemania? ¿Los dirigentes civiles o los militares? Porque, según la conversación mantenida por estos cuatro altos mandos militares alemanes, estaban hablando de un proyecto que había recibido luz verde del ministro de Defensa de Alemania». En otras palabras: «Mientras el canciller y el Parlamento dicen no al suministro de los misiles Taurus a Ucrania, el ministro de Defensa trabaja con sus oficiales de la Fuerza Aérea para llevar a cabo la operación, elaborando planes sobre cómo esta arma podría ser utilizada para causar daño a Rusia», agregó Ritter. Además, indicó que la aparente planificación operativa detallada en la reunión revelada constituye una grave violación de todo lo que la OTAN pretende representar.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, el ministro de Defensa, Boris Pistorius, defendió el contenido de la conversación filtrada: «Los oficiales hicieron lo que es su trabajo; reflexionaron sobre posibles escenarios, sin planear nada de ninguna manera. Los altos mandos mencionan que el Gobierno alemán no ha dado luz verde al despliegue de misiles Taurus en Ucrania, y dejan claro todo el tiempo que la línea de la participación en la guerra, que tiene diferentes formas, no se debe sobrepasar».

Por su parte, Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, afirmó que estas revelaciones resaltan la implicación directa e interesada de las potencias occidentales en el conflicto. La filtración de la conversación revela tensiones dentro de la política exterior europea y la complejidad de las relaciones geopolíticas en un contexto de crisis mundial. Mientras tanto, la presencia de potencias occidentales en el conflicto resalta el papel esencial de la región en la estrategia política global y suscita cuestiones sobre el equilibrio de poder y la seguridad en Europa del Este.

La declaración del portavoz del Kremlin subrayó además la preocupación de Rusia por la participación extranjera en el conflicto, resaltando la necesidad de una mayor diplomacia para evitar una escalada en el mismo. En última instancia, este episodio destaca la importancia de la transparencia, el diálogo y la cooperación internacional para abordar los conflictos regionales y garantizar la estabilidad del planeta.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.