Pescado podrido en los colegios de Madrid

La Comunidad de Madrid prorroga el contrato a la empresa acusada de suministrar pescado en mal estado en colegios. El silencio gubernamental y complicidad mediática destacan la falta de acción ante el problema

3 min de lectura
Precaución: Pescado en mal estado. ¡Verifica antes de comer! Fotografía: Jón Gústafsson.

Sin que haya habido dimisiones ni apertura de diligencias al respecto, la Comunidad de Madrid ha decidido prorrogar el contrato a la empresa acusada de suministrar pescado en mal estado en los menús de los colegios de la región, lo que desencadenó protestas por parte de los familiares de los niños y de asociaciones de defensa de la enseñanza pública.

No tenía esperanzas de que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso admitiera su error o iniciara una investigación sobre este escándalo. Han optado por el silencio, y la presidenta madrileña ha decidido hacerse la sueca, a pesar de que ella misma se autodefine como como española y patriota.

Tampoco tenía confianza en que los medios de comunicación afines al Partido Popular de Ayuso, que tanto dependen de su publicidad, publicaran algo sobre el asunto. Quizás porque podrían ofender a La Señora y perder las prebendas que reciben por las loas a su labor.

Sin embargo, sí he leído en El Mundo y he visto en Telemadrid sendas informaciones sobre la desarticulación de un grupo de desalmados que vendían pescado podrido a restaurantes de Madrid. Se informó sobre la hostelería, pero no hubo ni una palabra sobre los centros educativos.

Me pregunto, y no encuentro respuesta, si hay alguna conexión entre los que vendían pescado putrefacto a restaurantes y los que suministraban alimentos a los colegios. Pero yo no creo mucho en las casualidades, y estoy muy mosqueado por estos envenenamientos que han ocurrido tan cerca en el tiempo.

Lo realmente preocupante es que la empresa encargada del suministro de la comida ha sido premiada con una prórroga de la concesión. Esto pone de manifiesto que Ayuso no se inmuta ante las denuncias de las familias, y que las empresas que ella favorece son privilegiadas y no la desmiente ni Dios.

Parece que vivir en Madrid puede ser más peligroso de lo que se piensa. Si eres niño, podrían alimentarte con pescado podrido porque “lo que no mata, engorda”. Y si eres anciano, entérate lo antes posible a qué geriátrico te apuntan, ya que podrías estar más cerca del cementerio que del próximo cumpleaños. Recemos para que no tengamos que enfrentarnos a otra pandemia.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.