La extrema derecha se abre paso en Madrid, al igual que en el resto de España. Fotografía: Isabel Permuy.

España y el regreso de las invasiones bárbaras

La creciente actividad de la ultraderecha en España evidencia una peligrosa amenaza para la democracia y la convivencia, resaltando la necesidad de adoptar medidas firmes y educación contra el extremismo radical
28 de mayo de 2024
La extrema derecha se abre paso en Madrid, al igual que en el resto de España. Fotografía: Isabel Permuy.

La noche del viernes 24 de mayo, la Universidad Complutense de Madrid se sumió en el caos cuando un grupo de ultraderecha irrumpió en la pacífica acampada estudiantil en apoyo al pueblo palestino y en protesta por la desgarradora situación en Gaza. Vestidos de negro y con pasamontañas que ocultaban sus rostros, los ocho neonazis implicados desataron una ola de temor entre los universitarios allí presentes. Sin recurrir a la violencia física, sus proclamas cargadas de hostilidad e intimidación incendiaron el ambiente, elevando la tensión en el campus.

La rápida intervención de la Policía Nacional propició el arresto de tres individuos de 21, 19 y 18 años por delitos de odio y amenazas. Estos ultras, pertenecientes al grupo Skin Moncloa, sirven como guerrilla callejera para los líderes de la organización. El incidente pone de manifiesto la pujanza de los grupos de derecha radical en España, lo que representa una amenaza latente para la democracia y la convivencia.

Dos días después, el foco se desplazó hacia el Espacio Ardemans, un local ubicado en el distrito de Salamanca donde el pasado más oscuro de España resurge con fuerza, buscando recuperar una época de dictadura y opresión. En este lugar, se desarrollan actividades y coloquios revisionistas sobre el Holocausto y el franquismo, donde la perspectiva ideológica es diametralmente opuesta a los valores democráticos. En la última reunión, alrededor de 150 personas, en su mayoría hombres de entre 18 y 40 años, se congregaron en este lugar clandestino, alimentando así la intolerancia y el extremismo.

Estos individuos provienen de diversas facciones ultras, algunas de las cuales se han disuelto hace poco tiempo como Bastión Frontal, y otras con raíces más profundas en la historia como Democracia Nacional, Juventudes Canillejas, Ultras Sur y la ya mencionada Skin Moncloa. Esta amalgama de ideologías neofascistas, concentradas en la alianza patriota Núcleo Nacional (NN), presentada el pasado 14 de abril en un acto al que asistieron doscientas personas, más de la mitad jóvenes, refleja la complejidad y la gravedad del actual panorama político español.

Los invitados que presidieron la mesa ceremonial en el evento organizado por NN fueron el historiador Enrique Lemus, estrechamente vinculado a Democracia Nacional, el escritor Carlos Paz y el youtuber nacionalsocialista El Gallego Despotricando, quien fue cancelado recientemente.

Cabe destacar que Alberto Gonzalo de Juan, líder del grupo de rock neonazi Más Que Palabras, condenado en enero de 2021 a un año de prisión junto a Eduardo Clavero, de la banda Batallón de Castigo, formada en la década de los años 90 del siglo XX en el Centro Penitenciario Madrid II, donde Clavero cumplía condena por homicidio, ocupan un lugar destacado en la nueva jerarquía supremacista.

En este contexto, es crucial que las autoridades y la sociedad en su conjunto adopten medidas firmes y proactivas para combatir el avance de estas doctrinas reaccionarias. Es por ello que la educación y la sensibilización son elementos poderosos en esta lucha, promoviendo valores de comprensión y respeto desde las aulas y fomentando el diálogo constructivo como medio para contrarrestar la propagación del rencor y la intransigencia.

¿Qué te ha parecido el contenido al que acabas de acceder?

En ORUBA consideramos la independencia editorial como el pilar sobre el que se construye el periodismo veraz e incorruptible. Cada artículo que publicamos tiene como objetivo proporcionarte información precisa y honesta, con la certeza de que tú eres la razón de nuestro proyecto informativo.

Hoy, queremos invitarte a formar parte de nuestro esfuerzo. Cada euro cuenta en nuestra misión de desafiar narrativas sesgadas y defender la integridad periodística. Desde tan sólo 1 euro, puedes unirte a esta causa.

Tu apoyo respalda nuestra evolución y envía un mensaje claro: la información sincera merece ser protegida y compartida sin obstáculos. ¡Únete a nosotros en esta misión!



PUBLICIDAD

Comentar la noticia

Your email address will not be published.