lunes, 28 de septiembre de 2020

“American Psycho”, el paroxismo de un sociópata.

Fotograma de la película “American Psycho” (2000), de la directora canadiense Mary Harron.

Este filme de Mary Harron es una transposición de la novela homónima de Bret Easton Ellis publicada en 1991; discutida, amada y odiada. La década de los 80 del siglo XX significó a toda una generación que, como reacción frente a sus antecesores, dio la espalda a los problemas sociales, políticos y económicos que obsesionaron a las generaciones anteriores volcándose de lleno hacia lo más banal que la sociedad pudiera ofrecer, elevándolo hasta el paroxismo.

Dentro de este contexto se inscribe y erige un personaje como Patrick Bateman, interpretado por el actor galés Christian Bale. Un joven de la nueva generación de Wall Street cuya ansiedad y obsesión por no quedar marginado y encajar dentro del Sistema, le hacen recurrir a todos los elementos que construyen el estereotipo que pretende encarnar. De esta manera, se introduce a sí mismo como personaje a través de una voz en off que nos guía por un recorrido descriptivo del ritual que ejecuta todas las mañanas y por el que logró llegar a ser lo que es: un perturbado que mata de forma compulsiva encontrando que su psicopatía es lo único que le convierte en un individuo al conectarlo con sus emociones interiores.

Texto: Patricia Peláez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies