martes, 18 de septiembre de 2018

Apocalipsis (4:1) el cielo es para los hijos de puta.

Fotograma de la película “Calvary” (2014), de John Michael McDonagh.

Leo en el digital del periódico El País el siguiente titular: “Imputado el líder de la Iglesia católica chilena por encubrir abusos sexuales”. ¿Qué cara les quedaría a los incautos papis de las víctimas?

El cardenal Ricardo Ezzati, uno de los capos de la secta más peligrosa del planeta, imputado. La fe en mitos improbables es comprensible porque nace del miedo a lo desconocido.

Si existiera el Dios que mercantiliza esta oscurantista tropa de drags vendehúmos sería de rigor y justicia divina que los fulminara con uno de sus rayos, pero siendo cosa harto improbable, lo más acertado sería encerrarles en la trena para que los bujarrones de su misma condición —dudo que tengan estómago ante tal inmundicia— les pusieran el culito como la bandera de Japón.

Como ocurre con la corrupción política, cada día se destapan nuevos y tenebrosos casos de las atrocidades sexuales de los célibes por decreto papal; la mayoría, continuadas en el tiempo. Como ejemplo: el caso de Theodore McCarrick, cardenal de Washington, que desde que entró en la secta abusó de jóvenes seminaristas durante ¡50 años!

¿Cuánta podredumbre financiera y política, principalmente, se esconde detrás de la fachada misionera, evangelizadora y caritativa de esta opaca y turbia organización que aparenta lo que no es? ¿Será positivo el balance de su farisaica labor?

Pues nada, que van a tener razón los vendehúmos en eso de que el cielo y el infierno existen. Sólo que el reparto es al revés: el cielo es para los hijos de puta. Y el infierno para los inocentes.

Texto: Miguel Aramburu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super