viernes, 14 de diciembre de 2018

Con él siempre llega el escándalo.

José Antonio Garmón, Secretario de Acción Electoral, Estudios y Programa de la FSA. Fotografía de archivo.

Se puede ser simpatizante o enemigo de José Antonio Garmón, pero lo que es imposible es que te resulte indiferente, a poco que entres en el tema. Y es que su desmedido afán de poder y protagonismo hace que se comporte como un pollo descabezado, irreflexivo, siempre dando pasos a destiempo.

Ha sido aprobarse el calendario de primarias del Partido Socialista y lanzar un manifiesto de apoyo para recoger adhesiones, atribuyéndose lo que podíamos llamar el “espíritu” de la renovación sanchista y barbonista. Esta iniciativa, en un proceso que comienza el día 29, supone un desgajamiento de lo que hasta ahora era un bloque monolítico —el eje Pedro Sánchez, Adrián Barbón e Iván Ardura— y demuestra la intención de ir por libre, en vez de participar en un trabajo común, en un ámbito —la Agrupación gijonesa— donde la línea oficial no tiene un control absoluto, ni mucho menos, de la situación; es eso lo que le recuerda Ardura.

Pero lo más grave del tema es que Garmón aunque no sabe ganar, también tiene muy mal perder y eso puede provocar problemas en el seno de la FSA y la ASG. Hablo de la faceta de mal perdedor porque algunos la conocemos suficientemente, por haberla sufrido en la asociación que él creó tras sus intentos de asalto a la secretaría general primero y a la cabeza de la lista municipal en el último proceso. Una asociación que en su anagrama contiene el término socialista y el nombre de la ciudad de la que procede.

Después de presidirla con poderes absolutos un tiempo, cuando una mayoría de socios mostró su disconformidad y exigió, conforme a los estatutos, la celebración de una Asamblea General para cambiar la directiva, su reacción fue la de abandonar la asociación. El y su reducido núcleo de incondicionales, que son el soporte básico de este manifiesto de apoyo.

Pero no quedó ahí la cosa… como se veía privado del uso exclusivo de los órganos de difusión y promoción de esta asociación, la registró a su nombre en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Con esta maniobra logró que la red social Facebook nos bloqueara permanentemente y que el uso público, por nuestra parte, del nombre de nuestra asociación, pueda llevarnos a los tribunales, ante cada denuncia de Garmón.

Ya lo ha hecho y estamos seguros de que volverá a hacerlo, total como él es abogado. Para esta acción, de registro de marca, se ha tenido que gastar un dinerillo. ¿Puede considerarse una “inversión” para entrar en un mundo donde el dinero abunda?

Esta asociación playa y social actualmente no puede defenderse en los tribunales, porque es demasiado gasto para la recuperación de un nombre… pero ¿quién sabe si en el futuro pueda llegar a hacerse? Estamos en ello y sin prisa.

Sirva este texto para advertir de los antecedentes del candidato autopropuesto y dispuesto a llegar al Poder sea como sea. Quedamos expectantes ante el desenlace de esta nueva metedura de pata de nuestro inefable Garmón y de las consecuencias que traerá al ¿nuevo socialismo asturiano?

Texto: Manuel Ángel Pulgar Echevarría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super