Cuando la letrina y el plato son lo mismo.

En la imagen, un niño nada en aguas contaminadas con desechos plásticos en Manila, Filipinas. Fotografía: Daniel Müller.

Salvaje no es quien vive en la naturaleza, salvaje es quien la destruye. El fuego, ya estaba encendido cuando llegamos al Mundo; apenas rescoldos eran. En avivarlo de nuevo, tardamos sólo un segundo, creyendo nuestro ego eterno, cual ícaros alzando el vuelo. Hoy, es una inmensa hoguera. Demonios somos, sin cielo. ¡Bienvenidos al averno!

Aunque incendiarios todos, decimos: “Ego me absolvo”, nadie se responsabiliza. Y nos ponemos dramáticos. Pero es de nuestros polvos que ahora vienen estos lodos de fuego, infierno y ceniza: ¡Se llama cambio climático!

El calentamiento global es la principal razón: Australia arde con temperaturas de más de 50 grados, California lo mismo; y nosotros no vamos a ser menos. Pirómanos siempre hubo, pero, como ocurre con las inundaciones, los desprendimientos de tierra, o el creciente nivel del mar, se tratará de achacar a otras causas, no al cambio climático, que ya se sabe que la Economía (capitalista, comunista, o socialdemócrata) es lo primero. Y ni los gobiernos, ni la ciudadanía asumen su responsabilidad, que es de todos y de todas.

Nuestro consumismo y los infinitos productos en envases altamente tóxicos no son tolerables. Nuestros hijos tienen cada vez más difícil su supervivencia. Pobre humanidad futura, hija de la deshumanización.

Ríos de plástico en Indonesia… Esto sucede cuando la letrina y el plato son el mismo recipiente. Lo que no es sostenible no tiene futuro.

Texto: Miguel Aramburu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super