Demagogia y trucos con tribuna electoral.

El consejero de Industria de Asturias, Enrique Fernández, en la Junta de Gobierno. Fotografía: Hugo Álvarez.

A finales de marzo el Gobierno de Asturias anunció la puesta en marcha de un paquete con diez medidas económicas para tratar de paliar la zozobra de la crisis del SARS-CoV-2. Adelantar las percepciones por desempleo, facilitar el crédito y liquidez a los ayuntamientos, aplazar las obligaciones tributarias regionales, los consumidores podrán reducir la potencia eléctrica contratada durante el estado de alarma y recuperarla una vez pasada la situación sin ningún tipo de coste, y blablablá… Y de repente ¡todo el mundo feliz con esta noticia!

A ver si nos enteramos y pensamos un poco. Esta ayuda, que está muy bien, no es más que maquillaje y propaganda. ¡No nos están pagando nada! Se lo están pagando a las eléctricas y demás. Únicamente nos utilizan de puente, nos dan dinero público —del Estado, es decir, del pueblo— para que hagamos frente al pago de las facturas que nos endosan los grandes, como siempre.

Y mientras, ellos siguen ganando… algo habitual. Lo verdaderamente revolucionario y novedoso sería decretar un impago generalizado mientras dure la cuarentena. Esto es, que se dejasen de pagar las facturas de la luz, el agua, basuras, teléfono, renta, etcétera. Sólo de esta manera conseguiríamos que, por una vez, “perdieran” ellos. Que por una vez asuman que ganan miles de millones de euros al año y que, por un puñetero mes que no ganen nada, incluso que pierdan, no pasaría nada. Eso sí sería patriotismo —que tanto les gusta— y no el patrioterismo de pulserita rojigualda.

Digo esto, más que nada, para que seáis conscientes, por si alguno no lo era, de que esa ayuda lo único que hace es que el Estado asuma una carga importante de dinero, para que los de siempre sigan ganando barbaridades, y los de abajo, nos quedemos como estamos, o peor.

Toda la vida se ha hecho: desviar fondos públicos a empresas privadas. De esta artimaña, por cierto, saben un montón en la educación y sanidad madrileña, así como en otros muchos sitios.

¡Salud, buen encierro y un enorme abrazo anticapitalista!

Texto: Oriol Díez Mata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies