viernes, 4 de diciembre de 2020

El trágico e implacable deshielo del Ártico.

El cambio climático en el planeta golpea cada vez más fuerte y de modo más impactante. Fotografía de archivo.

En 2018, los pasajeros del rompehielos nuclear ruso 50 Years of Victory dejaron una cápsula del tiempo en el Círculo Polar Ártico con la idea de que esta permaneciera allí durante al menos tres décadas. A principios de noviembre de 2020, recibieron con asombro la noticia del descubrimiento de dicho contenedor; el rápido deshielo del Ártico precipitó su hallazgo frente a la costa irlandesa, mucho antes de lo previsto.

Los jóvenes surfistas Conor McClory y Sophie Curran, del condado de Donegal, encontraron el recipiente de metal en la costa noroeste de Irlanda, a 3.700 kilómetros del lugar donde fue depositado en un bloque de hielo dos años atrás.

La cápsula contenía fotos, poemas, un menú de restaurante y otros artefactos que los tripulantes del 50 Years of Victory habían decidido legar a quien encontrara el receptáculo, en un período estimado de 30 a 50 años, a modo de muestra de cómo era la vida al inicio del siglo XXI.

“Todo alrededor está cubierto de hielo”, escribió un pasajero en una carta. “Creemos que, para cuando se encuentre esta carta, lamentablemente no habrá más hielo en el Ártico”, resaltaba en su escrito.

Rápidamente, la inquietante revelación puso en alerta al colectivo de activistas climáticos de todo el mundo. El hecho de haber encontrado esta cápsula del tiempo es una evidencia más de la rápida e imparable licuefacción del Ártico. Según la información publicada por Common Dreams, el pasado 22 de octubre el mar de Láptev, que se extiende por la costa oriental de Siberia, aún no había comenzado a congelarse. Un retraso sin precedentes provocado por el calentamiento del planeta.

En septiembre de este año, un grupo de científicos norteamericanos informaron de que el hielo marino ártico había alcanzado su segundo nivel más bajo desde que comenzaron las mediciones hace ya cuarenta años. Los catorce hielos marinos más bajos que existen se han registrado en los últimos quince años.

Por su parte, expertos de la Unión Europea indicaron que 2020 va camino de superar a 2016 como el año más caluroso registrado.

La retirada de Estados Unidos del Acuerdo climático de París, una decisión tomada por el gobierno de Donald Trump en junio de 2017 que provocó indignación internacional y se hizo oficial el 4 de noviembre del año en curso, se suma a la preocupante noticia de la cápsula del tiempo.

“Mientras tanto, muchas personas en las altas esferas todavía niegan la realidad del cambio climático. ¿Cuántas pruebas necesitamos?”, tuiteó la doctora irlandesa Aoife Thomas Doyle.

Texto: Julia Conley | Common Dreams.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies