miércoles, 30 de septiembre de 2020

La Guerra Fría y el mundo actual.

¿Qué secretos custodia la base militar conocida como Área 51? Fotografía: Barry King.

Se dice que la Guerra Fría (1947-1953), además del reparto político y económico del mundo entre las dos potencias mundiales de entonces, es decir, Estados Unidos y la Unión Soviética, fue una especie de montaje para despistar sobre los avances tecnológicos de ambas potencias; esto es, una cortina de humo para que los gobiernos se incautaran de tecnología extraterrestre desde 1947 y el caso Roswell y otros semejantes. Se estableció un pacto de silencio entre las dos potencias para trabajar sobre ingeniería inversa.

El ununpentium o elemento 115, descrito durante el Proyecto Galileo para el que trabajó el famoso físico Bob Lazar en la zona S-4 o Sector 4 de Groom Lake, es decir, el célebre Área 51 en Nevada, es uno de los elementos que se utilizaban para el vuelo de las naves alienígenas, y gracias a la investigación de este elemento las naves especiales norteamericanas lo usan actualmente como sistema de propulsión.

El 23 de diciembre de 2015 apareció otro material nuevo, duro, ligero, resistente y flexible, a partir de la investigación sobre los materiales recogidos en el famoso caso de Roswell. Desde entonces llevamos siete décadas de mentiras al respecto. Hoy el ser humano ha alcanzado un nivel tecnológico muy avanzado.

Boyd Bushman, físico e ingeniero muy importante, empleado en Lockheed Martin y especialista en tecnología extraterrestre, ha trabajado sobre el vuelo con antigravedad, se hizo famoso porque dejó grabado un vídeo, para ser visto después de su fallecimiento, en donde ha realizado declaraciones extraordinarias y ha mostrado fotografías reveladoras, y decía que especialistas extraterrestres asistían a los técnicos del gobierno norteamericano en el Área 51.

El célebre Área 51 en Nevada (Estados Unidos) no es el único, además existen el Kapustin Yar en Rusia, el Menwith Hill en Gran Bretaña y Pine Gap en Australia. No estamos solos…

Texto: Alfredo Navarro Saldaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies