jueves, 24 de septiembre de 2020

Política especulativa: llueve sobre mojado.

Evacuación de 50 pacientes del hospital de Arriondas ante un fuerte temporal. Fotografía de archivo.

Tiempo de fuertes lluvias, otra alerta más por inundación fluvial. Y a consecuencia de ello, un nuevo desalojo de un hospital: insólita, irresponsable e injustificadamente construido en las orillas de un río, en una zona insegura y susceptible de sufrir desbordamientos, cuando, curiosa e inexplicablemente, existían unos terrenos más idóneos en todos los sentidos (seguridad y accesibilidad, en esencia) sólo unos metros más arriba, y que años después fueron vendidos a un precio mucho más lucrativo que el que supone la expropiación para suelo público. Son los que hoy ocupan las instalaciones, que parecen merecer mayor consideración, de la opusdeína Mercadona.

¿No habrá en esta atrasada, torera, fumbolera, y procesional Ezpañistán nadie con dos dedos de frente que denuncie estos despropósitos, a todas luces irracionales (legal no es sinónimo de racional) ante el Parlamento Europeo? Dios aprieta y los “politiculos” nos ahogan… Demasiada codicia: habiendo dinero de por medio, proyectarían en el cráter de un volcán en erupción si viniera al caso.

Luego, ante las catástrofes medioambientales por ellos propiciadas con políticas irresponsables, prevaricadoras, etcétera, salen en los medios de comunicación con cara de circunstancia y responsabilidad. ¿Nos toman por gilipollas? Ya sabes, Florencia: “Cree el ladrón…” ¡Ay Señor, Señorrr… cuánto cafre electo!

Texto: Miguel Aramburu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies