Trump el coronavirus golpea Irán.

Una joven iraní posa con una mascarilla para prevenir el contagio. Fotografía: Fatemeh Bahrami.

Al enfrentar una crisis humanitaria con al menos 13.938 casos de personas afectadas por el coronavirus en todo el país y una cifra de más de 720 fallecidos, Irán pide que Estados Unidos levante las sanciones que paralizan la importación de alimentos y medicamentos que, según Teherán, obstaculizan la capacidad del gobierno para responder de manera efectiva al brote.

“Las sanciones opresivas impuestas por la administración Trump a Irán en el marco de una campaña de máxima presión, han comprometido el bienestar público y la salud del pueblo iraní”, afirmó a periodistas internacionales Abbas Mousavi, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Mousavi añadió que el bloqueo del Gobierno estadounidense ha restringido el acceso de Irán a medicinas y suministros vitales, ya que el COVID-19 continúa extendiéndose por todo el país, terminando con la vida de más de 350 personas. El sábado 7 de marzo, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Yavad Zarif, publicaba un tuit en el que calificaba estas sanciones como una forma de “terrorismo médico”.

Por su parte, Alí Lariyaní, presidente del parlamento de Irán, instó a la comunidad internacional a presionar a los Estados Unidos para que levante las sanciones que el presidente Donald Trump impuso en 2018, después de abandonar el acuerdo nuclear de Irán.

El totalitarismo yanqui “viola claramente la Carta de las Naciones Unidas y la de la Organización Mundial de la Salud, no sólo obstaculiza seriamente los esfuerzos intensivos de Irán para ayudar a las personas afectadas y contener la propagación del coronavirus, sino que también está provocando un impacto negativo e innegable en todos los operativos nacionales, regionales e internacionales para contener el virus”, escribió Lariyaní en cartas dirigidas a varias organizaciones internacionales, incluida la Unión Interparlamentaria.

Los llamamientos para que Trump ponga fin a su guerra económica contra Irán se producen en medio de la publicación de informes que indican que los hospitales iraníes están luchando para encauzar la afluencia de pacientes debido al coronavirus, que ha afectado a Irán mucho más que cualquier otro país en el Medio Oriente.

“Irán es uno de los países más afectados por el COVID-19”, tuiteó Sina Toossi, analista de investigación del Consejo Nacional Iraní Americano (NIAC). “Se está luchando contra la enfermedad en un momento en el que una gran parte del presupuesto nacional ha sido dinamitado por las sanciones de Estados Unidos. Las sanciones continúan siendo un crimen contra la humanidad”.

Desesperados por tratar o prevenir el coronavirus, algunos iraníes están recurriendo al consumo de alcohol ilegal, tras hacerse público un falso rumor que garantizaba que bebiendo alcohol se podía detener la infección. Según los medios iraníes, 44 personas murieron de intoxicación etílica después de intentar tratar el virus con licor de contrabando que contenía metanol.

“El brote de coronavirus en Irán es grave”, tuiteó la periodista teheraní de la BBC Negar Mortazavi. “El gobierno no ha sido transparente sobre los datos, la mala gestión y la incompetencia han provocado más caos, hay una escasez de recursos médicos que empeoran con las sanciones y toneladas de información errónea dentro y fuera del país”.

Texto: Jake Johnson | Common Dreams.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies