Carta a la joven activista Greta Thunberg.

Greta Thunberg durante una sesión en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. Fotografía: Frederick Florin.

Estimada Greta:

A mí también me critican esos u otros… Los que te critican son los que han generado esto, por activa y por pasiva; esos son los que se sienten molestos, ya que a ellos les importa una mierda la vida… cualquier vida menos la suya, tampoco les importa la de sus hijos.

Esos que ven manos negras meciendo la cuna, esos son los culpables que prefieren hablar del crecimiento económico, de la bolsa, del fútbol, de los placeres mundanos, de intereses bancarios, de especulación, de competencias, de belicismo, de moda, de niveles de estatus social, de política, de todo…

Pero en ese todo no entra la naturaleza, los animales, las aguas, el aire, el clima, los que viven bajo puentes, los que mueren de hambre, los que se ahogan cruzando mares, los que sufren el desprecio, violaciones y muerte. Los que incluso en países como el nuestro no tienen trabajo y si lo tienen lo que cobran no les da para vivir.

Esos son los que no se atreven a mirarte a la cara y si lo hacen será para escupirte o matarte como los diecisiete líderes proteccionistas de la naturaleza o tribus en América este mismo año.

Tu teatro ha de ser derribado y ni entre bambalinas deberás existir. Sí. Tu teatro, que puede llegar a ser una revolución y terminar haciendo que sus culos sufran dilataciones de esfínteres y comience la guerra sin cuartel a la sinrazón.

Ese guion teatral que dicen te pagan entidades, oenegés, particulares con intenciones desestabilizadoras para contar mentiras… ¡Sí!, muchos dicen que cuentas mentiras y que eres una mocosa que mejor estaba estudiando.

Esos, esos son los que por desgracia verán a sus hijos morir de cáncer, morir de enfermedades respiratorias, morir por nanoplásticos, morir por inundaciones y riadas devastadoras, esos que escaparán del mar a zonas altas, esos que verán lo que dices y decimos muchos, pero… nos mandan a la mierda.

Estoy haciendo lo posible para que visites Luarca (Asturias), si lo logro, te “robaré” dos o tres días de clase para que nos insulten cuanto quieran. Será un acto más para que, dada la ocasión, dos mocosos digan al mundo cómo está la Tierra.

Texto: Luis Laria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super