miércoles, 13 de noviembre de 2019

El pomposo desahucio de la momia.

Belén Pérez con una bandera republicana, el día de la exhumación de los restos de Franco. Fotografía: Jon Nazca.

En la etapa en la que un servidor era pequeño, se combatía el sarampión a través del método del contagio, es decir te introducían en la cama de alguien que tuviera la enfermedad y la contraías de súbito, con el efecto beneficioso de que te inmunizabas para toda la vida porque es una infección que no se repite. Se inculcaba esta dolencia en menores, porque se decía que si la adquirías de adulto era mucho más grave. Hoy en día, las vacunas contra dicho virus te evitan encamarte, aunque creo que la afección está en regresión.

Con la exhumación del dictador teníamos que haber hecho lo mismo que con el sarampión. Cogerlo cuanto antes y enterrarlo fuera de un mausoleo, pero claro, en los primeros tiempos de la democracia, los militares andaban con sus ruidos de sable (hasta un grupo de ellos dio un golpe de Estado seis años después de la muerte de Franco) y no parecía demasiado prudente. Y después, Felipe González pasó del tema porque le importaba un rábano todo aquello que no fueran sus intereses particulares.

De todas formas, vale más tarde que nunca y la salida de Paca la Culona del Valle de los Caídos (en puridad debería decirse Cuelgamuros) es una noticia excelente, contra los que dicen que si llega en período electoral o si hubo exaltación o no de su figura. Nunca es tarde si la dicha es buena, a pesar de que en determinados sectores de la izquierda se hayan visto más los aspectos negativos que los positivos.

El desahucio de la momia ha traído, pues, alguna división de opiniones, que a mí no me parecen tan importantes como para poner en entredicho la decisión. Es curioso que la derecha haya sido tan poco imaginativa como para aducir que hay cosas más importantes que hacer que sacar de la tumba al dictador y parece mentira que sean ellos los que hablen de la dignidad de España. Me recuerdan a aquel presidente de los Estados Unidos, creo que era Gerald Ford, de quien se decía que era incapaz de masticar chicle y caminar porque no podía hacer dos cosas a la vez. ¡Anda que no se pueden presentar iniciativas y leyes a la vez que se exhuma al golpista de julio de 1936!

Es posible, no seré yo quien los niegue, que en la salida del féretro pudo haber cierta apología del franquismo, pero creo que lo que nos diferencia a la izquierda de la derecha es el respeto por las garantías de todos los ciudadanos e incluso por la familia Franco. Si por mí fuera, abriría el ataúd, sacaría los restos y andaría a patadas con ellos hasta que se evaporasen; pero una cosa es lo que te pida el cuerpo y otra la razón. Y la izquierda es más respetuosa que la diestra en materia de derechos humanos. No os quiero yo contar lo que sería el caso si Vox hubiera ganado las elecciones por mayoría absoluta (Dios no lo quiera). Estaríamos rellenando otra vez las cunetas.

En definitiva, creo que se abre una etapa nueva en la que la exhumación del tirano deja abierta la posibilidad de seguir impulsando la memoria histórica, para lo que los españoles de buena voluntad tendremos que seguir peleando y presionando a nuestros políticos y se progrese así en el camino.

Y en cuanto a las amenazas de la “nietísima” pedorra, ni puto caso. No ofende quien quiere, sino quien puede. Ya lo decían los contemporáneos de los republicanos españoles exiliados y asesinados en una canción que fue mítica entre la Resistencia francesa. “Y a ti, Franco, traidor, vil, asesino de mujeres y niños del pueblo español, tú que abriste las puertas al fascismo, tendrás eternamente nuestra maldición”. Incontestable.

Texto: Vicente Bernaldo de Quirós.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super