domingo, 27 de septiembre de 2020

“Juego de Tronos”: el tiempo de las mujeres.

En la imagen, la actriz británica Emilia Clarke en el papel de Daenerys Targaryen. Fotografía de archivo.

Cuando no existían las series de televisión hay quien no entendía porqué los lectores de la serie de novelas de fantasía épica “Juego de Tronos” estábamos tan preocupados por la salud de su autor. Los lectores somos seres egoístas y ver a George R. R. Martin (Nueva Jersey, 1948) con un aspecto poco saludable y de comilona en comilona nos inquietaba ¿y si no acaba los libros? Quienes no los leyeron pero empezaron a ver la adaptación televisiva comienzan a tener la misma inquietud.

“Juego de Tronos” es la permanente duda de salir de esa zona de confort en la que sabes que al bueno no lo pueden matar. “Juego de Tronos” es William Shakespeare revisado, es traición y ambición, pero por encima de todo es la serie de toda la historia catódica donde la mujer cobra mayor relevancia.

La última temporada hasta la fecha —la primera sin libros de referencia— tiene dos episodios técnicamente perfectos, sobre todo “El tiempo de las mujeres”: Sansa y Arya Stark, Cersei Lannister o Daenerys Targaryen han acabado como las auténticas dominadoras en este lado del muro. Al otro lado, los caminantes blancos.

Texto: Rafa Gutiérrez Testón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies