Enigmas y misterios: la señal WOW!

En la imagen, el astrofísico norteamericano Jerry R. Ehman, descubridor de la señal WOW! Fotografía de archivo.

La señal WOW! es el nombre, en círculos astronómicos, que se le dio a una emisión de radio que se sospecha podría tener un origen extraterrestre. Fue recibida el 15 de agosto de 1977, a las 23:16 horas, por The Big Ear. Se trataba de un radiotelescopio tipo Kraus situado en el Observatorio de Perkins en la Universidad Estatal de Ohio. Comenzó su construcción en 1956, se inauguró en 1963, y funcionó hasta 1995.

Por entonces, un procesador IBM 1130 captaba las señales obtenidas y las convertía en caracteres alfanuméricos que correspondían a la intensidad de cada emisión. Naturalmente, cuando estaban escaneando, los radiotelescopios “escuchaban” interferencias, ruido, por lo general ecos de la explosión del Big Bang.

He aquí lo sorprendente del caso, la emisión captada duró 72 segundos, tuvo una intensidad treinta veces mayor que el ruido circundante y se estipula venía de la zona oeste de la constelación de Sagitario. Lamentablemente no fue grabada, pero sí registrada por el ordenador del observatorio en una sección de papel continuo.

El acontecimiento pasó desapercibido hasta que unos días después el profesor Jerry R. Ehman de la Universidad de Ohio, que por entonces trabajaba como voluntario en el proyecto SETI, descubrió la extraña señal. A causa de la sorpresa y conmoción que le generó el hecho, el científico escribió en el papel continuo la exclamación WOW!, palabra con la que luego fue bautizada la emisión. La secuencia extraterrestre registrada fue 6EQUJ5, sorprendentemente treinta veces más intensa que el ruido de fondo y de la cual actualmente todavía se está investigando el origen.

El radiotelescopio Big Ear se mantenía fijo y hacía uso de la rotación terrestre para escudriñar el espacio, por eso sólo podía observar un punto determinado del cielo durante 72 segundos. Esta es la razón que fundamenta el origen extraterreno de la señal, ya que duró exactamente 72 segundos, mostró un pico durante los primeros 36 y luego descendió gradualmente. Sin embargo, existen otras hipótesis sobre el origen de la señal WOW! que vale la pena mencionar:

Algunos creen que un satélite artificial atravesó el espectro de escaneo del radiotelescopio y por ello éste captó sus emisiones, pero lo curioso es que las transmisiones de la tierra no pueden hacer uso de la banda de 1.4 GHz, franja donde fue emitida la señal; además la emisión generada sería mucho más breve a causa de la velocidad en la que se desplazan estos aparatos.

Otros consideran que The Big Ear pudo haber fallado durante un corto tiempo, pero esta teoría fue refutada ya que no se volvió a repetir suceso semejante, ni el aparato presentó problema alguno.

Están los que estipulan que el origen de la emisión fue un acontecimiento espacial terriblemente potente, pero también fue descartado, porque la explosión de un cuerpo celeste se emite en todas las frecuencias.

Como se puede ver, la única explicación posible es la de que una civilización extraterrestre, con un potente transmisor, pudo ser la responsable de la señal WOW!

Texto: Alfredo Navarro Saldaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super