miércoles, 13 de noviembre de 2019

En el fondo, muy en el fondo de nuestro ser.

El cadáver de una mujer junto a una sobreviviente de un naufragio en el Mediterráneo. Fotografía: Pau Barrena.

Durante miles de años, mucho antes de que se establecieran los territorios y las fronteras artificiales, los seres humanos fueron poblando este planeta, sorteando como podían los muchos y desconocidos peligros que les iban saliendo al paso.

Vadeando rugientes y caudalosos ríos. Esquivando los vértigos de sus cascadas. Atravesando la desolación abrasadora de cegadores y desérticos parajes. Sorteando los filos de pavorosos abismos. Cruzando tenebrosos dominios de insospechadas alimañas. Alcanzando providenciales cumbres para debelar vastos horizontes. Selvas, tundras, sabanas, valles, taigas…

Nada parecía quedar sin explorar. Todo llegaba a ser hollado. O casi todo. Porque siempre cabe lugar para el arcano. Para el misterio. Para el tabú. Para que la imaginación asiente allí su mito, su enigma y su lecho. Y a pesar de todo, tantos miles de años después, aún quedan inmensidades para el asombro. Bajo los hielos perpetuos. Entre las selvas no profanadas. Bajo las procelosas y oceánicas aguas. Aguardan nuevos y desafiantes empeños.

El pasado 7 de octubre me encontré en la prensa el siguiente titular: “Una madre y su hijo mueren abrazados en el fondo del mar frente a las costas de Lampedusa”. No pude terminar de leer la noticia. El encabezamiento ya encerraba bastante espanto. Nuestra actitud ante esto, muy por encima de otras consideraciones, es lo que nos define como individuos y como Sociedad, pues se explica el Mundo aterrador que estamos tolerando.

Se trata de sobrevivir. De perpetuarse no se sabe para qué. La vida no tiene sentido. Simplemente es, porque trata de ser. Otra cosa es que no la dejemos.

Texto: Miguel Aramburu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Watch Dragon ball super